Imprimir
Visto: 993

Aunque no es endémica de Cuba, la flor Mariposa fue elegida en 1936 para representar a la Isla en el Jardín de la Paz, en Argentina. Tiempo después sería reconocida como uno de los atributos representativos de la cubanía. Este artículo, escrito por Celia María González -redactora de Opus Habana-, forma parte de una serie de artículos dedicados a los símbolos de nuestro país. Fue publicado en el no. 43, que contó con portada de Alicia de la Campa.

Descargar PDF