Imprimir
Visto: 2653

A partir de hoy, viernes 6 de junio, está abierta al público la exposición «Camino y luz» del paisajista Carlos Alberto Casanova, en el Centro Cultural Félix Varela. «Frente a estos caminos no es posible resistir la tentación de seguirlo, de ir más allá y aunque parezca paradójico el contemplarlo, sobre todo con el corazón, no es posible permanecer estático», según las palabras del catálogo.

La exposción «Camino y luz», de Carlos Alberto Casanova estará expuesta en el Centro Cultural Félix Varela hasta el 6 de julio.

Palabras al catálogo de la exposición «Camino y luz».

Conozco  unos versos de autor desconocido que dicen así:

¡Soy una encarnación diminutiva;
el arte, resplandor que toma cuerpo,
la palabra es la carne de la idea:
! encarnación es todo el universo !

Frente a esos cuadros de caminos que no tienen  principio ni final experimento que en ellos hay algo cercano y divino, son una invitación y un misterio. Son algo así como la vida misma que ante todo es una invitación, una llamada a ir hacia delante, y abrirse a lo trascendente pues en cualquier vuelta del camino puede sorprendernos el misterio, el resplandor oculto en cada cosa o en cualquier lugar.
Frente a estos caminos no es posible resistir la tentación de seguirlo, de ir más allá y aunque parezca paradójico el contemplarlo, sobre todo con el corazón, no es posible permanecer estático, y más aún, la misteriosa posibilidad de que alguien venga hacia nosotros sonriente y acogedor. Cuando contemplo esos caminos recuerdo aquella invitación de San Agustín: ¡canta y camina!


Mons José Sarduy Marrero.
Rector del seminario San Agustín.