Imprimir
Visto: 830

«Una de las principales preocupaciones de la mujer, al casarse, es que su marido, fuera de las horas de trabajo, no salga a la calle sin ella; y en esto hacen consistir, novias y esposas, la felicidad del matrimonio. De día, es natural que no esté en el «home-sweet home»; tiene que ir a buscar la plaza, y no hay nada tan insoportable como un esposo cazuelero, pegado constantemente a las faldas de su mujer.» Sobre el tema de los matrimonios y las travesuras de los maridos en las noches nos comenta el articulista en esta ocasión.