Dada la asimilación por Cuba de estilos arquitectónicos, elementos de la culinaria, vocablos... árabes, hubo sobradas razones para que el 16 de noviembre de 1983 fuese inaugurada en el Centro Histórico de La Habana, la Casa de los Árabes que, con el objetivo de reflejar en nuestro país las huellas de la arquitectura y la cultura de esa región, celebra su XXX aniversario. A propósito de la fecha, Rigoberto Menéndez Paredes, director desde 1989 de dicha institución, comparte con Opus Habana enfoques y perspectivas de su más reciente libro Árabes de cuentos y novelas.

Profundo conocedor del delicado y particular ecosistema del libro, en íntima relación con el campo literario y todo lo que humanamente conlleva, este reconocido intelectual tiene el mérito de haber sentado las bases para estudiar la cultura cubana desde la perspectiva de la historia de la edición y la lectura.

«Nuestro sistema de enseñanza se puede reducir en dos palabras: aprender trabajando», asegura Eduardo Delgado González, director de la Escuela, durante esta entrevista.

Ahondar en el devenir histórico y cultural patrios ha sido su misión. Durante medio siglo, con fervor y discresión, ha exhaltado las esencias de lo nacional.