«Romántico del siglo XXI, lo que equivale a continuar como postmoderno que no escinde sino unifica», se define este hombre de ideas, uno de los pocos artistas cubanos con renombre universal en vida. Aprovechando el caudal acústico de la guitarra, superó los textos filosóficos en el afán de transmitir que todo es movimiento, cambio, proceso... infinitud en forma de la espiral eterna.
 Desde este jueves 15 de enero, en el Jardín Madre Teresa de Calcula de San Francisco de Asís, descansan las cenizas de la profesora universitaria y reconocida ensayista Nara Araujo. Fallecida en la madrugada del día 14, el velatorio tuvo lugar en el Aula Magna de la Universidad de San Gerónimo de La Habana.
 Desde pequeña decidió ser maestra y ese deseo infantil la llevó a que se convirtiera, con el decursar de los años, en profesora universitaria de muchos cubanos devenidos historiadores, críticos de arte, creadores, maestros, promotores de cultura, periodistas e intelectuales de distintas disciplinas.
 Con gracia y talante evocador, la doctora Ada Kourí rememoró en esta entrevista pasajes de su vida: cómo se hizo médica, cuál era su círculo más estrecho de amistades, su unión al renombrado intelectual revolucionario Raúl Roa García... Al reproducirla en su versión digital por petición de sus lectores, Opus Habana rinde tributo a la memoria de esta destacada figura de la ciencia cubana.