Imprimir
Visto: 3478

Con la presencia de Ambrosio Fornet y Mabel Poblet, a quienes estuvieron dedicadas las secciones «Entre Cubanos» y «El artista y la ciudad», respectivamente, fue presentado el más reciente número de Opus Habana, el 13 de marzo, en el Aula Magna del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana.

Con la presencia del escritor Ambrosio Fornet y de la pintora Mabel Poblet, a quienes estuvieron dedicadas las secciones «Entre Cubanos» y «El artista y la ciudad», respectivamente, fue presentado el más reciente número de Opus Habana (Vol. XIV/No. 3 jul. 2012/ene. 2013), este miércoles, 13 de marzo, en el Aula Magna del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana. La ocasión fue propicia, además, para que la Camerata Vocale Sine Nomine interpretara obras recientemente halladas, de gran importancia para el patrimonio musical cubano, pertenecientes a Juan Paris y Cayetano Pagueras, compositores de origen catalán que estuvieron indistintamente al servicio de la música en las catedrales de La Habana y de Santiago de Cuba.
El Historiador de la Ciudad tuvo a su cargo la presentación del número 44 de la publicación, en la cual confesó que se ha logrado «una alianza, basada, por un lado, en el sólido conocimiento de la cultura cubana, y por el otro, en la ternura y búsqueda del valor de la belleza que emana de la obra plástica», aludiendo a Ambrosio Fornet y Mabel Poblet, a quienes se dedican las secciones «Entre Cubanos» y «El artista y la ciudad», respectivamente. Recordó, además, el compromiso de la publicación, como legitimadora de «la obra de restauración material y reafirmación de valores» que lleva a cabo la Oficina del Historiador de la Ciudad, y que en los próximos meses se consolidará con la culminación de varios proyectos: el Palacio del Segundo Cabo, el Teatro Martí, la Avenida del Puerto y el bar Sloppy Joe's.
El Historiador de la Ciudad también se refirió a la reciente creación de la Red Nacional de Oficinas para la Preservación de las Ciudades Patrimoniales de Cuba, que vincula «desde la villa primada de Baracoa hasta la de San Cristóbal de La Habana, para potenciar el intercambio de experiencias y la colaboración».
Por su parte, el Editor general, Argel Calcines, narró de manera anecdótica el periplo transcurrido desde la concepción teórico-metodológica del número 44 de la revista, hasta la fase de producción, de la cual destacó la «entrevista de alto riesgo» que él mismo realizara a Ambrosio Fornet, y que los llevó a recorrer varios espacios del Centro Histórico para descubrir La Habana decimonónica del impresor Severino Boloña, pero siguiendo inevitablemente un "recorrido peripatético" en el entorno citadino del siglo XXI».
Sobre el ensayo de Alessandra Riccio, «Alba de Céspedes, su novela inconclusa», comentó que fue uno de los artículos primigenios de esta edición, y en el cual es válido destacar, junto al magnífico texto de esa intelectual italiana, la documentación gráfica con la cual se contó, y que incluye una fotografía de la nieta de Carlos Manuel de Céspedes junto a la campana con la que el Padre de la Patria anunció el inicio de las guerras por la independencia de Cuba. «Esa fotografía, que refleja la magnitud de la personalidad de Alba, nos sirvió de estímulo», concluyó.
Consecuente con la defensa del patrimonio cultural cubano, y en especial del Centro Histórico de La Habana, esta edición de Opus Habana contiene, entre otros, un artículo sobre la remoción de la estatua del monarca español Fernando VII y el emplazamiento de la de Carlos Manuel de Céspedes, en 1955. Incluye, además, un trabajo sobre la restauración del Palacio de los Matrimonios de Prado, otrora Casino Español de La Habana, por especialistas del Grupo de Rehabilitación y Conservación Patrimonial, perteneciente a la Dirección de Inversiones de la Oficina del Historiador de la Ciudad.

 

Redacción Opus Habana



Imagen superior, de derecha a izquierda: Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad; Mabel Poblet, quien realizara la portada del número 44, y protagonista de la sección «El artista y la Ciudad», y Argel Calcines, Editor general de Opus Habana. Imagen inferior izquierda: Integrantes de la Camerata Vocale Sine Nomine, acompañado de un ensemble instrumental. Imagen inferior derecha: Mabel Poblet (extrema derecha) y Ambrosio Fornet, a quien fue dedicada la sección «Entre Cubanos» (extrema izquierda). (Fotos: Néstor Martí)


Documentos sonoros del Patrimonio Musical Cubano

Para la presentación del más reciente número de la revista Opus Habana, la Camerata Vocale Sine Nomine interpretará en la tarde de hoy el Pueri hebraeorum y Gloria, laus et honor de Cayetano Pagueras, obras de Semana Santa que debieron acompañar la procesión del Domingo de Ramos en la Catedral de La Habana en torno a 1796 (fecha de la Pasión de Domingo de Ramos de este mismo autor).
Y es que, como parte de las labores de difusión que lleva adelante el Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas, de la Dirección de Patrimonio Cultural (Oficina del Historiador), este año serán grabadas, por vez primera, obras de Pagueras (Cataluña, s. XVIII-La Habana?, s. XIX) y Juan Paris (Cataluña, ca. 1759-Santiago de Cuba, 1845), compositores que estuvieron indistintamente al servicio de la música en las catedrales de La Habana y Santiago de Cuba entre los siglos XVIII y XIX.
Sendos discos monográficos constituirán las primeras propuestas de la colección «Documentos Sonoros del Patrimonio Musical Cubano», en los que participan la Camerata Vocale Sine Nomine, bajo la dirección de Leonor Suárez, un ensemble instrumental del Lyceum Mozartiano de La Habana, que dirige José Antonio Méndez, así como otros músicos invitados.
Cayetano Pagueras es el más antiguo compositor del que se conservan partituras manuscritas en La Habana. Su obra, estimada en más de 80 composiciones, data del último tercio del siglo XVIII y los primeros años del siglo XIX.
Alejo Carpentier la dio por perdida en las pesquisas que realizara para escribir su antológico libro La Música en Cuba (1946), pero como parte de las investigaciones de mi tesina de licenciatura hallé obras de Pagueras en el archivo de la iglesia habanera de La Merced, y luego, en Santiago de Cuba y en las Catedrales de México y Puebla de los Ángeles, estas últimas muy recientemente, gracias al apoyo de las autoridades eclesiásticas, y en especial de Su Eminencia el Cardenal Jaime Ortega Alamino, arzobispo de La Habana, hasta completar la cantidad de 17 obras.
Pronto saldrá a la luz el primer libro con las transcripciones de dichas obras, como noveno volumen de la colección «Música Sacra de Cuba, siglo XVIII».
Asimismo, hoy escucharemos por vez primera, en concierto, una obra de Juan Paris, maestro de capilla de la Catedral de Santiago de Cuba entre 1805 y 1845, quien fuera sucesor de Esteban Salas en esa sede oriental. La musicóloga Claudia Fallarero, quien está llevando a cabo la investigación integral de la creación musical de Paris, ha publicado ya dos volúmenes dedicados a este músico como parte de la colección «Patrimonio Musical Cubano». Se trata de 15 villancicos de Navidad, compuestos entre 1805 y 1814 y una pieza no religiosa, el más antiguo manuscrito de su tipo que se ha localizado hasta el momento en Cuba. Este último, es un himno o marcha presumiblemente escrito en 1809, cuyo texto, que se inicia con la frase «Alarma ciudadanos», se centra en la denuncia a la invasión napoleónica a España durante la ocupación francesa que tuvo lugar entre 1808 y 1814. Esta pieza fue encontrada en un cuaderno fechado en 1809 y posee correspondencia de entonaciones con el villancico Produzca la tierra de ese mismo manuscrito, lo que valida la autoría de Paris. Puesto que el documento original está incompleto, Fallarero realizó una versión para concierto, basada en los datos del manuscrito original y las correspondencias con el villancico, lo que dio como resultado una obra a dos voces, dos violines y acompañamiento que tendrá su estreno absoluto en la tarde de hoy, en el arte de solistas de la Camerata Vocale Sine Nomine y un ensemble instrumental.
Como colofón, Sine Nomine interpretará las piezas Cachita, del compositor puertorriqueño Rafael Hernández, y Unicornio, de Silvio Rodríguez, obras que integraron el repertorio que le valió a esta excelente agrupación el primer premio en el III Festival Coral Internacional de Ensambles Vocales Jalisco Canta (2012), y en especial, el premio al mejor arreglo.


Miriam Escudero
Directora
Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas

(Palabras del programa de mano del concierto ofrecido por la Camerata Vocale Sine Nomine y un ensemble instrumental, durante la presentación del Vol. XIV/No. 3 jul. 2012/ene. 2013, de la revista Opus Habana)