Imprimir
Visto: 2541

Mañana sábado, 7 de mayo, concluye el II Festival Nacional de las Orquídeas que desde el 3 de mayo ha sesionado en diferentes escenarios del Centro Histórico. Auspiciado por la Sociedad Cubana de Botánica y la Sociedad Civil Patrimonio-Comunidad y Medio Ambiente, entre otras instituciones, este evento tiene entre sus objetivos divulgar «la singularidad de las orquídeas cubanas, sus formas de cultivo y preservación», según explicó Alelí Morales, presidenta de la sección de Orquideología de la Sociedad Cubana de Botánica.

Todas las actividades, excepto la inauguración y la clausura, han tenido lugar en la Casa del Benemérito de las Américas Benito Juárez.

El patrimonio natural de Cuba tiene un alto valor, ya que es el país con más variedad de orquídeas en el Caribe: 310 especies que se caracterizan «por su pequeño tamaño y por tener un 30,2% de endemismo», explicó la MSc. Alelí Morales, presidenta de la sección de Orquideología de la Sociedad Cubana de Botánica, durante la conferencia magistral que impartió en la inauguración del II Festival Nacional de las Orquídeas.
Auspiciado por la Sociedad Cubana de Botánica y la Sociedad Civil Patrimonio-Comunidad y Medio Ambiente, entre otras instituciones, este II Festival se desarrolla en el Centro Histórico de La Habana y tiene entre sus objetivos divulgar «la singularidad de las orquídeas cubanas, sus formas de cultivo y preservación», agregó la especialista, quien, además, es asesora científica de la Colección de Orquídeas del Jardín Botánico Nacional.

Arriba, la MSc. Alelí Morales durante la conferencia magistral que tuvo lugar en la Basílica Menor de San Francisco de Asís.

Izquierda, un ejemplar de la orquídea broughtonia ortgiesiana, una de las especies endémicas de Cuba, presente en la muestra de plantas vivas. Esta planta es cultivada fundamentalmente en zonas montañosas.

Derecha, vista de una de las exposiciones abiertas durante el II Festival Nacional de las Orquídeas.

Entre las propuestas más sugerentes del II Festival Nacional de Orquídeas estuvo la exposición con carácter competitivo de plantas vivas, tanto de especies cubanas como extranjeras. Un jurado compuesto por especialistas de la Sociedad Cubana de Botánica otorgará los primeros premios, mientras que quedará a consideración de los visitantes el correspondiente a la popularidad.
Junto a la muestra de artes plásticas del artista artemiseño José Lázaro Bocourt , ilustrador científico de las orquídeas del Jardín Botánico de Soroa, se realizó también una exposición a cargo de la Federación Filatélica Cubana con sellos y tarjetas postales dedicadas a estas exóticas plantas.
Por último, fue convocado un concurso de fotografía para profesionales y aficionados residentes en el país que abordaron esa temática, empleando técnica libre, con la única condición de que esas imágenes fueran tomadas en Cuba. Preside el jurado de ese concurso Julio Larramendi, reconocido fotonaturalista cubano, quien es coautor del libro Orquídeas de Cuba.
Todos los premios se darán a conocer mañana, sábado 7, día de la clausura.

Omar Alomá, vicepresidente de la sección de Orquideología de la Sociedad Botánica de Cuba, durante uno de los talleres del evento.


 

Redacción OPUS HABANA