Imprimir
Visto: 1620

Durante la Jornada por el Día Mundial del Medio Ambiente tuvo lugar la inauguración de varias exposiciones y la presentación del libro Mamíferos en Cuba.

La inauguración de la exposición «Biodiversidad es vida, es nuestra vida» en las verjas del Museo Castillo de La Real Fuerza dio inicio el5 de junio a la Jornada por el Día Mundial del Medio Ambiente, organizada por la ONG Sociedad Civil Patrimonio, Comunidad y Medio Ambiente, con la colaboración de la Oficina del Historiador de la Ciudad, la Federación Cubana de Actividades Subacuáticas, el Museo Nacional de Historia Natural, las sedes diplomáticas de Argentina y Francia en La Habana y la Representación Bayer en Cuba.


Ese mismo día también se efectuó la labor de saneamiento del malecón habanero con la participación de niños y especialistas de la Federación Cubana de Actividades Subacuáticas, quienes, en conjunto, retiraron objetos contaminantes que hansido arrojados al litoral. Se sumó a este empeño el Proyecto Cubanos en la Red con una variada propuesta musical y la exhibición de guayaberas decoradas con motivos referentes a la ecología.
Durante la jornada del día 6, el fotógrafo argentino Marcelo Gurruchaga  ofreció una conferencia magistral, devenida ameno intercambio con sus colegas cubanos acerca de las particularidades y la importancia de concebir a la fotografía de naturaleza como una herramienta de conservación del patrimonio natural y cultural. Instantes después, en la sede de la ONG Sociedad Civil Patrimonio, Comunidad y Medio Ambiente quedaba inaugurada la muestra «Madre Tierra» del propio Marcelo Gurruchaga, inscrito entre los diez mejores profesionales del lente en fotografía de naturaleza.
Durante la presentación del libro Mamíferos en Cuba, la sala de conferencias Benigno Souza del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana acogió a numerosos especialistas cubanos y extranjeros de la zoología y la conservación del medio ambiente. En el encuentro, los autores,  junto al diseñador, el fotógrafo y los editores, contaron de las experiencias que, vividas en las regiones más inhóspitas del país, les llevaron a buscar información para conformación de este volumen. La Sociedad Cubana de Zoología se encargará de suministrar ejemplares a las bibliotecas, escuelas y centros especializados en medio ambiente.
La Jornada también ha sido propicia para incentivar el amor a la naturaleza en los niños de las escuelas del Centro Histórico. En varios parques de La Habana Vieja se organizaron siembras de plantas ornamentales, así como la premiación del concurso infantil Creando mi semillero. El Museo Nacional de Historia Natural también se sumó a los festejos y acoge desde el miércoles 8 la exposición «Bosques, una comunidad viviente» en su sede de la Plaza de Armas.

 

Los niños devinieron protagonistas principales de la Jornada por el Día del Medio Ambiente, motivados por la necesidad de preservar la vida y estabilidad del planeta. Ello se evidenció, por ejemplo, durante la premiación del Concurso Sembrando mi semillero, que es promovido y dirigido por varios espacialistas de la Oficina del Historiador, entre ellos Martha Oneida Péres, del Plan Maestro. Además, alumnos de diferentes escuelas de La Habana Vieja sembraron árboles y plantas ornamentales en diferentes parques de su comunidad.