Imprimir
Visto: 3481

La Casa Victor Hugo acogió en la tarde de hoy, viernes 26 de octubre, la celebración por el Día del Gato cubano, que incluyó la premiación de un concurso infantil y una exposición artesanal, inspirada en la temática felina.

Desde hace algunos años, la celebración del Día del Gato ha adquirido un significado especial en Cuba, pues a las ocho razas gatunas existentes en la Isla (persa, exótico, siames thai, oriental, pelo corto, pelo semilargo, birmana y bengalí) se ha añadido una nueva: el azul cubano.

 

Arriba: Exposición «Fiesta gatuna», inaugurada en la tarde de hoy, en la planta baja de la Casa Victor Hugo, como parte de los festejos por el Día del gato. Conformadas en muñequería artística y tejido, las piezas que integran la muestra fueron realizadas por integrantes del proyecto comunitario Vida (al fondo, en la imagen). Izquierda: Pioneros de las escuelas de la comunidad participaron en un concurso infantil de dibujo y poesía, bajo la temática de El gato cubano. Derecha: Dibujo perteneciente a la muestra que agrupa los trabajos concursantes, realizado por Gabriela Rita Ferro (quinto grado).

¿Sabía que en Cuba y sobre todo en La Habana se celebra el Día del Gato? Pues sí, fue gracias a la Asociación Cubana de Aficionados a los Gatos (ACAG), que escogió el mismo día de su creación, 27 de octubre de 1991, para homenajear a esos animales. Con más de 20 años de existencia, esa institución se dedica sobre todo a la conservación y protección de las razas felinas, asi como a promover la adquisición de razas provenientes de otros países.
Desde 1992, miembros afiliados y amantes de los gatos celebran ese día con variadas actividades. La Casa Víctor Hugo sirvió de sede al festejo en la tarde de hoy, viernes 26 de octubre, con un programa que incluyó la premiación de un concurso infantil, en el que participaron pioneros de escuelas de la comunidad, así como la exposición de muñequería artística y tejido «Fiesta gatuna», a cargo del proyecto Vida. 
Este tipo de conmemoración se realiza no solo en Cuba, sino también en otras partes del mundo, donde esos animales tienen un significado especial. Tal es el caso de Italia (17 de febrero), Polonia (19 de febrero), Argentina (20 de febrero), Rusia (primero de marzo), Gran Bretaña (8 de agosto), Estados Unidos (29 de octubre) y Bélgica (segundo domingo de mayo). En este último tiene lugar un carnaval que incluye carrozas con gatos y cortejo de gatos de dos mil figurantes.  
Como parte de las estrategias encaminadas a resaltar la importancia de esas mascotas e incentivar en la población el amor y cuidado hacia ellas, la Asociación prevé la creación de un Museo del gato, en La Habana, que funcionará como un centro cultural para todas las edades, con variadas exposiciones de las razas cubanas, talleres de felino-terapia, exposiciones de artesanía y otras actividades relacionadas con el mundo felino.

Gato azul cubano
Desde hace algunos años, la celebración del Día de Gato ha adquirido un significado especial en Cuba, pues a las ocho razas gatunas existentes en la Isla (persa, exótico, siames thai, oriental, pelo corto, pelo semilargo, birmana y bengalí) se ha añadido una nueva: el azul cubano.  
Como asegura el Dr. Ángel de Uriarte Rubio, presidente de honor de la ACAG, «es una raza completamente natural, surgida espontáneamente por cruzamientos al azar, y la única intervención humana realizada hasta el momento es la de seleccionar los mejores ejemplares y sus cruzamientos dirigidos, a fin de lograr animales cada vez más perfectos».  Estos felinos se caracterizan por su pelaje gris azulado, ya sea en tonos más claros u oscuros, con un cierto reflejo plateado en las patas y las orejas; el pelo puede ser corto o semilargo, y su tamaño de mediano a grande.
Por su belleza y apariencia (cuerpos desarrollados, robustos y de aspecto resistente) se les ve poco en la calle, ya que afortunadamente siempre hay alguna persona que los acoge. No obstante, su presencia se ha detectado en toda la Isla.
Junto a la cubana, existen en el mundo cinco razas de gatos de color azul, que, a diferencia de la nuestra, han sido reconocidas por varias organizaciones internacionales que se ocupan del registro genealógico felino. Estas son: la azul rusa, la nebelung (Estados Unidos), la chartreux (Francia), la korat (Thailandia) y la azul británica.
No obstante, la azul cubana fue reconocida recientemente por la ACAG, que actualmente «acomete el trabajo con esta raza y los resultados hasta ahora obtenidos en las montas dirigidas son excelentes, logrando camadas de magnífica calidad», asegura el Dr. de Uriarte Rubio.
Por ello, es tan importante revisar que, sobre todo las nuevas camadas cumplan con las características determinadas por la comisión de Genética de la Asociación en cuanto a color, tamaño, forma de cabeza, orejas… para garantizar la continuidad de la raza, y con ella la del gato azul cubano.

Iradia Espada
Biblioteca Cossette
Casa Victor Hugo