Imprimir
Visto: 1394

En la mañana de hoy, viernes 9 de diciembre, el Centro Hispanoamericano de Cultura abrió sus puertas a la inauguración de la Bienal de Cerámica 2016, durante la cual se dieron a conocer los artistas ganadores en las modalidades de escultura, instalación y proyecto. También, el público pudo apreciar «Cerigami. El patio de mi casa», muestra personal del ceramista Ioán Carratalá, ganador del premio Beca de creación en la edición de 2014.

 En las cinco categorías a premiar, el jurado de la Bienal de Cerámica 2016 galardonó a siete de los concursantes.

Organizada por el Museo Nacional de la Cerámica Contemporánea, la edición de la Bienal correspondiente a 2016 contó con la participación de 43 ceramistas. Integrado por Alejandro G. Alonso, director del Museo;  Margarita González Lorente, subdirectora del Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam; Teresita Huerta Lozada, periodista especializada en temas culturales e Ioán Carratalá Corrales, ceramista ganador del premio Beca de creación en 2014, el jurado decidió premiar a varios participantes en las siguientes modalidades:
Menciones honoríficas: Sin miedo a nada de Katherine Hechevarría y Una isla del Caribe, de Mercedes Peñalver y Marla C. Hernández, que con  soluciones de diversa escala y sentido, ofrecen indicios de calidad comunicativa.
Premio especial: Laika conoce a Yuri, de Alejandro Cordovés, que ejemplifica, a muy buen nivel, la combinación exitosa de materiales y el alto nivel expresivo que caracteriza al autor.
Premio especial: Piñata, de Beatriz Santacana,  por la fresca visión del motivo popular, ejecutado con frescor  y gran poder de síntesis.
Premio Ópera Prima: Sin título, de Carlos Arístides Medina, artista de novísima promoción, que con sencillez y potencia, realizó un trabajo de indudable acierto visual.
Premio Alfredo Sosabravo: Alquimia, de Tomás Núñez (Johny) que porta un verdadero despliegue de técnicas y variados elementos que integran un destacable conjunto plástico.
Premio Beca de Creación, financiado por el Consejo Nacional de Artes Plásticas (CNAP): La equilibrista, de Marta Jiménez, representativa escultura del ejercicio estético de esta artista, que se muestra aquí con su habitual estilo y pulso seguro a la hora de combinar –con especial gracia— materiales de variada procedencia.
Hasta el 5 de enero, en el Centro Hispanoamericano de Cultura se encuentra a disposición del público una muestra con las obras concursantes, así como la exhibición «Cerigami. El patio de mi casa» del ceramista Ioán Carratalá, que comprende 13 piezas de cerámica esmaltada que simulan figuras de papel plegado mediante el arte de origami. A propósito de esta exposición, el artista tendrá un encuentro con niños de la escuela primaria Miguel Fernández Roy, en el que, entre otras cosas, le explicará los procedimientos de trabajo que empleó para elaborar las obras expuestas.

Claudia Edith G. Posada
 Opus Habana

Imagen superior: Sin título de Carlos Arístides Medina (arcilla roja, esmaltes, madera, 76x24 cm, 2016), ganador del Premio Ópera Prima. Imágen izquierda superior: La equilibrista de Martha Jiménez (cerámica esmaltada, metal, 53x35x30 cm, 2016), Premio Beca de Creación. Imagen izquierda: Vista general de la inauguración de la Bienal de Cerámica 2016. Sobre estas líneas: Muestra «Cerigami. El patio de mi casa» de Ioán Carratalá.