Imprimir
Visto: 487

El coleccionista francés Robert Vallois donó este miércoles, a la Oficina del Historiador, la escultura «Columna de Verano», de Agustín Cárdenas, uno de los artistas cubanos más reconocidos del siglo XX. La entrega oficial, a la que asistieron el excelentísimo Sr. Jean-Marie Bruno, embajador de Francia en Cuba, directivos y trabajadores de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH) y artistas cubanos, se realizó en El Templete, lugar que sirvió de inspiración al artista para inmortalizar la simbólica ceiba en la obra que, a partir de ahora, reposará junto al árbol.

El coleccionista francés Robert Vallois donó este miércoles, a la Oficina del Historiador, la escultura «Columna de Verano», de Agustín Cárdenas, uno de los artistas cubanos más reconocidos del siglo XX.
La entrega oficial, a la que asistieron el excelentísimo sr. Jean-Marie Bruno, embajador de Francia en Cuba, directivos y trabajadores de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH) y artistas cubanos, se realizó en El Templete, lugar que sirvió de inspiración al artista para inmortalizar la simbólica ceiba en la obra que, a partir de ahora, reposará junto al árbol.
En nombre del doctor Eusebio Leal Spengler, de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH) y del pueblo cubano en general, Michael Hernández, director de Patrimonio de la OHCH, agradeció tan admirable gesto y señaló que «debemos sentir orgullo de esa valiosa pieza que viene a formar parte del legado de nuestra ciudad».
 

 
«Nos contaba el Historiador – aseveró – en una de sus anécdotas, que son tan valiosas como sus conferencias, que él tuvo la suerte de conocer a Agustín Cárdenas, en los primeros años de la Revolución, caminando por La Habana junto a Alejo Carpentier (…) y entraron aquí al Templete, que, por supuesto, no era este lugar ya restaurado y que ha sido devuelta su fisonomía original del siglo XIX, con su ceiba, con todas sus tarjas, con todos sus valores. Y Agustín Cárdenas entra con Leal, quien le explica brillantemente lo que era el simbolismo, el significado histórico que tenía este monumento, y él toca la ceiba y le comenta al Dr. Eusebio: "esta ceiba merece un objeto, merece un monumento, merece una obra de arte"».

 


 De un valor artístico fundamental, «Columna de Verano», realizada en mármol de Carrara, representa la profunda identificación de Agustín Cárdenas con su isla y sus símbolos, y al mismo tiempo la oportunidad para el pueblo cubano de admirar su obra en uno de los sitios históricos más importantes del país.
«Creo que es un eterno recuerdo de su figura, de todo su arte; es también otra nueva ceiba que tenemos aquí reforzando este carácter cuando leemos la historia de Cuba en El Templete. En esta área hubo momentos en que hubo una, dos, tres hasta cuatro ceibas; ahora vamos a tener dos y, por supuesto, la ceiba simbólica de la columna de Cajigal (…) ya es parte de todo el legado patrimonial, de todo el simbolismo que tiene este lugar, de la cooperación entre Cuba y Francia», añadió Michael Hernández.
 


Tras admirar la obra, que desde este miércoles estará perennemente en el sitio fundacional de la villa de San Cristóbal de La Habana, Robert Vallois visitó el Palacio del Segundo Cabo, uno de los más atractivos museos habaneros y que constituye una muestra de los lazos amistosos existentes desde antaño entre Cuba y Europa.

 

Maria Karla Villar Mora
Habana Radio