Junto a los pinceles y el lienzo, la pintora cubana ha mantenido en su taller los dos tomos dedicados a la poesía de las Obras completas de José Martí. Y es que, desde hace muchos años, el Apóstol de Cuba le ha inspirado gran parte de su obra, considerada por algunos de tendencia erótica.
 Las heroínas de las óperas de Puccini son también las protagonistas de la obra más reciente del pintor italiano Riccardo Benvenuti.
 Tras quince años de su última exhibición en el Museo Nacional de Bellas Artes, Roberto Fabelo (Güáimaro, Camagüey, 1950) se presenta diverso y multiplicado en la muestra «Un poco de mí», inaugurada este viernes 9 de mayo en la sede del arte cubano de esa institución.
 Enjuta y ensimismada, como inmersa en una lectura devocional, la Madre Teresa de Calcuta se ha quedado para siempre en un rincón de la Habana Vieja, sentada sobre una piedra del antiguo Convento de San Francisco de Asís.