El Ballet Nacional de Cuba ha sido declarado Patrimonio Cultural de la Nación, por resolución No.31 firmada por el ministro de Cultura, Abel Prieto. En 2018, la compañía que dirige la prima ballerina assoluta Alicia Alonso está cumpliendo 70 años de fundada y esta distinción viene a reconocer al Ballet Nacional de Cuba por sus aportaciones a los rasgos escenciales de la Cultura Nacional. Desde su creación en 28 de octubre de 1948, se ha convertido en una de las más prestigiosas compañías danzarías del mundo.

Desde el pasado 12 de junio, la Casa Simón Bolívar  del Centro Histórico- sita en Mercaderes no. 156 entre Obra Pía y Lamparilla - exhibe una colección de sus esculturas titulada «La sensibilidada de lo pétreo». La muestra incluye representaciones figurativas y abstractas en soportes típicos de las regiones latinoamericanas donde han sido elaboradas.

El coleccionista francés Robert Vallois donó este miércoles, a la Oficina del Historiador, la escultura «Columna de Verano», de Agustín Cárdenas, uno de los artistas cubanos más reconocidos del siglo XX. La entrega oficial, a la que asistieron el excelentísimo Sr. Jean-Marie Bruno, embajador de Francia en Cuba, directivos y trabajadores de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH) y artistas cubanos, se realizó en El Templete, lugar que sirvió de inspiración al artista para inmortalizar la simbólica ceiba en la obra que, a partir de ahora, reposará junto al árbol.

La compañía Irene Rodríguez presenta la primera graduación del Taller Profesional de Danzas Españolas —en el Teatro Martí, los días 24 y 25 de junio, a las 5:00 p.m.—, dedicada a las maestras Ramona de Sáa y Marta Iris Fernández. Actuarán alumnos de los diferentes niveles de los Talleres, de la Escuela Nacional de Ballet Fernando Alonso y de la Escuela Provincial Elemental de Danza Alejo Carpentier. El programa transita por los diferentes estilos del género: la Escuela Bolera, la Estilización de las Danzas Españolas y el Flamenco. Creado en 2013, el Taller Profesional tiene el objetivo de fomentar en las nuevas generaciones de bailarines el interés por estas danzas y mantener vivo el género hispano en el país.