Una visión diferente del paisaje citadino está representada en la muestra «Puzzle», de Raciel Gómez, joven artista graduado de la Academia de San Alejandro (2000). Inaugurada el 14 de septiembre en la Biblioteca Pública Rubén Martínez Villena, esta exposición nos acerca además a «un paisajista del asolamiento, de la ruina».
La noción de la parte por el todo, la proporción entre apariencia y realidad, emergen como recursos sustanciadores de los paisajes urbanos de Raciel Gómez, y sobre todo como alegoría de un ambiente, de una escenografía que nos subyuga.

 Raciel Gómez Golpe es un paisajista del asolamiento, de la ruina. Sin embargo, contra todo pronóstico, desafiando las concepciones tradicionales conque suele estimularse la práctica del género en Cuba, acaba de ganar el premio del Salón Nacional de Paisaje con una pieza titulada Perspectiva. Se trata de un lienzo en el que se reproduce la fachada derruida de una vieja casa de Guanabacoa, territorio en el que vive y trabaja hace algunos años. Este acontecimiento no sólo constituye un paso importante en la acreditación pública de su obra, la cual ha manifestado desde muy temprano signos de una evolución acelerada, coherente, sino también es una evidencia de la aceptación que ha comenzado a tener esa otra vertiente renovadora del paisaje que él muy bien encarna y que se aparta de la socorridísima fórmula «Tomasiana», caracterizada por un giro brusco en la dirección de la mirada, la reconcentración del campo visual, la sublimación de espacios ordinarios, intrascendentes, y hasta escatológicos, y el empleo del comentario inducido, de la exégesis sutil.
 Con la muestra presentada ahora en la galería Villena, que lleva el sugerente título de «Puzzle», Raciel traspasa simbólicamente la portada de aquella desvencijada vivienda de la periferia habanera con la que ganó su premio; y en un gesto que denota una especie de intromisión, de socavamiento físico y espiritual, comienza a reproducir cada uno de sus planos interiores, a dejar constancia, mediante la utilización de un dibujo hábil, extremadamente sintético (no por ello menos detallista), de la obsoleta armazón, del esqueleto que la sostiene en pie y se afana en aguantar el desplome definitivo.
La noción de la parte por el todo, la proporción entre apariencia y realidad, emergen como recursos sustanciadores de los paisajes urbanos de Raciel, y sobre todo como alegoría de un ambiente, de una escenografía que –aún cuando no disfruta de la absoluta beatitud del circuito promocional o del mercado del arte– también nos subyuga e identifica.



(Palabras al catálogo de la exposición «Puzzle», de Raciel Gómez Golpe, inaugurada el 14 de septiembre de 2005 en la galería de la Biblioteca Pública Rubén Martínez Villena).

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar