Imprimir
Visto: 1291

En vísperas del otorgamiento al Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal Spengler, del Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanísticas 2016 en el marco de la 26 Feria Internacional del Libro, fueron presentados sus libros más recientes por Argel Calcines, editor general de los mismos y de la revista Opus Habana, en el portal del antiguo Palacio de los Capitanes Generales, hoy Museo de la Ciudad.

«Gracias a Eusebio Leal Spengler, las generaciones nacidas después del triunfo de la Revolución aprendimos que en cada piedra hermosamente esculpida puede latir un sentimiento de orgullo patrio», expresó Argel Calcines durante la presentación de ambos volúmenes.

En vísperas del otorgamiento al Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal Spengler, del Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanísticas 2016 en el marco de la 26 Feria Internacional del Libro, fueron presentados sus libros más recientes por Argel Calcines, editor general de los mismos y de la revista Opus Habana, en el portal del antiguo Palacio de los Capitanes Generales, hoy Museo de la Ciudad.
«Eusebio Leal es como si fuera un ingeniero humanista. Ha levantado una obra que se basa en una singular filosofía de la praxis: el “andar La Habana”. Su principal filosofema ha sido la defensa en profundidad del núcleo simbólico de la habaneridad y, por extensión, de la cubanidad», expresó Calcines tras agradecer que en el plegable de la Feria se haya dejado constancia de que los títulos ahora presentados son el resultado de la labor editorial del equipo de Opus Habana.
Hijo de mi tiempo (2014) y Aeterna Sapientia (2015) recogen conferencias, artículos, semblanzas, entrevistas y «cuanto he pensado que ejemplificaba la prédica de Leal en medio del constante fragor de la restauración de La Habana Vieja», explicó el editor en presencia de un amplio público que incluía a niños y jóvenes, acompañados por sus padres y maestros. Aprovechó entonces para referirse a Fiñes, «un precioso libro de Leal con anécdotas de su infancia que recuerda a la novela Corazón, de Edmundo de Amicis».
Al comentar también sobre otros títulos como Patria amada (2005), Calcines expresó el honor de que el Historiador de la Ciudad le concediera la posibilidad de escribir el prólogo a ese volumen: «Entonces le puse “Nota del editor”, destacando otro de los ejes principales de la prédica de Leal: el concepto de patria, cuya etimología viene de pater (el protector), pero cuyo significado se ha traspolado históricamente a la figura materna, representando a Cuba como una muchacha que aparece escoltada por sus hijos».
»Gracias a Eusebio Leal Spengler, las generaciones nacidas después del triunfo de la Revolución aprendimos que en cada piedra hermosamente esculpida puede latir un sentimiento de orgullo patrio», concluyó el editor fundador de la revista Opus Habana, agradeciendo una vez más a su equipo el apoyo prestado para que la prédica del Historiador de la Ciudad haya quedado impresa.
Junto a Calcines, estuvo Mario Cremata, director de la Editorial Boloña, cuyo programa de presentaciones supera los 20 títulos, incluido el cuarto tomo del Epistolario de Emilio Roig de Leuchsenring y José Lezama Lima en su centenario, con 12 conferencias que rinden homenaje al autor de Paradiso como parte de la Colección Centenario de la Academia Cubana de la Lengua. El próximo viernes 17 de febrero serán presentadas la revista Opus Habana y el Boletín del Gabinete de Arqueología en el portal del Museo de la Ciudad.

 En la imagen superior, Argel Calcines, editor general fundador de la revista Opus Habana (1996), y editor general de los libros del Historiador de la Ciudad desde el año 2000. Además de referirse a Hijo de mi tiempo (2014) y Aeterna Sapientia (2015), también aludió a Patria Amada (2005), citando palabras de su prólogo al mismo: «Nota del Editor». A su izquierda, Mario Cremata, director de la Editorial Boloña.
Imagen inferior: Público asistente a la presentación que tuvo lugar el sábado 11 de febrero en el portal del Museo de la Ciudad. 

Redacción Opus Habana