Imprimir
Visto: 43

En la intersección de San Ignacio y Lamparilla, un nuevo mural de azulejos donado por la República de Turquía se suma a los atractivos que de por sí ya tiene esa zona de la parte más antigua de la ciudad. El mismo fue realizado por la Fundación Iznik y se inauguró el pasado martes 10 de diciembre como regalo de ese país a la capital en su año 500. Estuvieron presentes la Embajadora de Turquía en Cuba, Berris Ekinci, así como la directora adjunta de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH), Perla Rosales, junto a directivos, trabajadores de la OHCH y otras personalidades.

Leer más en Habana Radio.