Imprimir
Visto: 184

Con la presentación conjunta de las revistas Opus Habana y Matanzas en la Sala de Conciertos José White, se rindió homenaje matancero al V centenario de la villa de San Cristóbal de La Habana, aprovechando para destacar las relaciones de intercambio cultural entre ambas urbes a lo largo de su historia.

Leer también:
Presentan nueva edición de Revista Opus Habana en la Sala White de Matanzas

Dedican concierto musical en Cuba a los 500 años de La Habana

Con la presentación conjunta de las revistas Opus Habana y Matanzas en la Sala de Conciertos José White, se rindió homenaje matancero al V centenario de la villa de San Cristóbal de La Habana, aprovechando para destacar las relaciones de intercambio cultural entre ambas urbes a lo largo de su historia. A ello se refirieron Alfredo Zaldívar y Argel Calcines, quienes hicieron uso de la palabra durante una velada artística con emblemáticas obras musicales, incluyendo varias canciones del género habanera.
Fundador de la reconocida editorial artesanal Vigía en 1985, actual director de Ediciones Matanzas y de la revista homónima, Zaldívar comentó su más reciente número impreso, dedicado a la «utopía de las ciudades», con textos de autores foráneos y locales que evocan a Venecia, Lisboa y Madrid, a la par que se califica a  Matanzas como la «primera urbe moderna de Cuba». Con ilustraciones de Rolando Estévez, entre otras piezas literarias, esta entrega incluye poemas de Néstor Ulloa, Luis Marimón, Gastón Baquero y de ese sorprendente versificador popular decimonónico que fue Antonio Eulogio Hernández Alemán, conocido como Seboruco.
Por su parte, Calcines —editor general fundador de Opus Habana— agradeció la posibilidad de presentar el número especial dedicado al 500 aniversario, con una entrevista suya a Eusebio Leal Spengler. En la sección Breviario aparece un texto de Zaldívar sobre el destacado artista Sergio Roque Ruano, con motivo de la inauguración de su galería-estudio en la  Sala White. «Siempre se ha dicho que la cercanía a La Habana contribuyó a que Matanzas se desarrollara económicamente. Pero también podría decirse que Matanzas contribuyó a que La Habana prosperara culturalmente», señaló Calcines, ejemplificando con las figuras de Manuel Sequeira y Arango, Domingo del Monte y Rafael María de Mendive, quienes vivieron en una y otra ciudad durante momentos importantes de su existencia.
Diseñado por la destacada pedagoga y musicóloga Lourdes Fernández, el programa musical se caracterizó por su diversidad y exquisitez, al combinar repertorios del siglo XIX como La Bella cubana, de White, y las contradanzas El Camino del hierro y La Bella Matilde, de Tomás Buelta y Flores, con piezas contemporáneas como Un baile muy rápido, de Roberto Valera, y Nostalgia de serenata, de Guido López Gavilán. Completaron la velada La voz del silencio, de Jorge López Marín; Mírame así y Corazón, ambas obras de Eduardo Sánchez de Fuentes; e Intimidad, de José María Vitier. Su interpretación estuvo a cargo de un quinteto integrado por violín, piano, oboe, cello y la soprano Lucelsy Fernández, y del Coro de cámara de Matanzas dirigido por José Antonio Méndez Valencia.
La iniciativa de presentar ambas revistas en concierto fue organizada por la Oficina del Conservador de Matanzas, la citada casa editora de esa provincia, la Sala José White y la Galería-Estudio Roque. Entre otras personalidades, asistieron al encuentro Leonel Pérez Orozco, conservador de la urbe matancera, el escritor e historiador Urbano Martínez Carmenate y el artista visual Sergio Roque Ruano.

Redacción Opus Habana

Momentos de la presentación conjunta de las revistas Opus Habana y Matanzas en la sala de conciertos José White. Imagen superior: Palabras de apertura por Leydet Garlobo González, directora de la Sala José White. Debajo: Presentación de la revista Opus Habana por su editor fundador Argel Calcines, junto a Alfredo Zaldívar, director de Ediciones Matanzas y de la revista homónima. Imagen inferior: Interpretación de cello y piano por Dayán Mirabal y Roselsy Fernández, respectivamente, de la pieza Corazón de Eduardo Sánchez de Fuente. Fotos: Sergio Martínez.

 

Arriba: Presentación de la revista Matanzas por su director, Alfredo Zaldívar. Debajo izquierda: La pianista Roselsy Fernández, junto asu hermana, la soprano Lucelsy Fernández, interpretando la pieza Mírame así, de Eduardo Sánchez de Fuente. A la derecha: Coro de cámara de Matanzas dirigido por José Antonio Méndez.