Imprimir
Visto: 1309

Uno de los eventos climatológicos más devastadores en la historia de la meteorología cubana ha sido sin duda alguna el Huracán de 1846, conocido también como Tormenta de San Francisco de Borja. Asedió a La Habana los días 10 y 11 de noviembre de ese año, dejando a su paso 175 fallecidos, 57 heridos y 21 lesionados; además de innumerables daños materiales, incluidas ocho fortalezas militares. Una relación ordenada de las pérdidas y desgracias sufridas en las poblaciones y puertos, es lo que relata el libro Huracán de 1846. Reseña de sus estragos en la Isla de Cuba, que ponemos a su disposición en este tabloide digital.

Descargar PDF