Visiblemente emocionado, Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad, recibió el miércoles 7 de junio la Réplica del Mallete Martiano otorgado por el Consejo Nacional de la Unión de Juristas de Cuba, en presencia de José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

El Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal Spengler, ha sido merecedor de la Orden Carlos J. Finlay por sus aportes a la educación, la cultura, la salud, la literatura y la comunicación social. La entrega de esta distinción tuvo lugar en ceremonia solemne en la Academia de Ciencias de Cuba el 21 de enero donde además, fueron reconocidos 29 científicos y el Centro Nacional de Toxicología con resultados de relevancia en instituciones de investigación de las provincias de La Habana, Pinar del Río, Mayabeque, Matanzas y Santiago de Cuba. Leal Spengler, en nombre de los condecorados, profundizó sobre la necesidad de conservar las fuentes históricas y sugirió que la tarea fundamental de la Revolución es fijar esa memoria.

Aeterna Sapientia, el más reciente texto del doctor Eusebio Leal Spengler, obtuvo el Premio al mejor libro en Ciencias Sociales y Humanidades, que otorga la Universidad de La Habana. A cargo del equipo editorial de nuestra revista y publicado en 2015 por Ediciones Boloña —como parte de la Colección Opus Habana—, el volumen compendia relevantes discursos, conferencias y entrevistas ofrecidas por el Historiador de la Ciudad. El título en latín, cuya versión en castellano sería Eterna Sabiduría, se inspira en la frase con que comienza el Breve papal Ad futuram rei memoriam que, emitido el 12 de septiembre de 1721 por Inocencio XIII, autorizó la fundación de la Real y Pontificia Universidad San Gerónimo de La Habana.

Durante su intervención en la III Conferencia Internacional por el Equilibrio del Mundo, este miércoles, el Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal Spengler, develó a José Martí en disímiles facetas: el hombre de ideas y de acción, el pensador revolucionario y el ser que lo sacrificó todo por la Patria sin pedir nada a cambio. Del evento destacó «su propia esencia de convocatoria: el equilibrio del mundo. Se ha ponderado la necesidad de encontrar ese equilibrio indispensable que marca el respeto al otro, y por supuesto la importancia de las ideas». Celebrada en La Habana, entre el 28 y el 30 de enero, la III Conferencia contó con la presencia de destacadas personalidades cubanas y extranjeras.