Imprimir
Visto: 183

En la tarde del pasado sábado 23 de marzo, el coro mixto de cámara Entrevoces interpretó cinco obras cantadas por primera vez en Cuba, en arreglo para este tipo de orfeón. Bajo la dirección de su fundadora, la maestra Digna Guerra Ramírez, la cita tuvo lugar en la Basílica Menor de San Francisco de Asís.

Con casi cuatro décadas de fundado, Entrevoces ha sido merecedor de innumerables distinciones.

En la tarde del pasado sábado 23 de marzo, el coro mixto de cámara Entrevoces interpretó cinco obras cantadas por primera vez en Cuba, en arreglo para este tipo de orfeón. Bajo la dirección de su fundadora, la maestra Digna Guerra Ramírez, la cita tuvo lugar en la Basílica Menor de San Francisco de Asís.
Durante más de una hora, la agrupación creada en 1981 por la propia profesora Guerra, deleitó al público presente en el concierto, con un programa que incluyo 12 composiciones de todas las épocas y estilos desde polifonía europea, tradicionales espirituales negros, folclore latinoamericano y música cubana como Fina estampa, de Chabuca Granda y Penas de Beatriz Corona, por ejemplos.
Se trata de 10 mujeres y 12 hombres de diferentes edades que en cada interpretación combinan sus afinadas voces con movimientos rítmicos del cuerpo, sonadas palmadas, chiflidos; imitan instrumentos  musicales, chasquean los dedos y hasta lanzan besos al auditorio…, en un auténtico espectáculo que provoca sentidas reacciones.
Cantate Dominu, de Ugis Praulins, fue el primero de los cinco estrenos que contó con el acompañamiento de dos invitadas especiales: las  flautistas Iya Mezenova y Anette Moreno. También How Great Thou Art, de Carlo Gustav, con versión coral de Sam Robson y el grandilocuente solo de Yorlán Arencibia, quien recibió prolongados aplausos y reiteradas exclamaciones de ¡Bravo!
También de autores cubanos fueron por primera vez cantadas en Cuba en arreglo para coro: Hoy mi Habana, de José Antonio Quesada con versión de Ernesto Herrero, y El necio, de Silvio Rodríguez, adaptado por Eduardo Ferraudi, y con solo de Irel Moejón. Completan la relación de cinco Joshua Fought the Battle of Jericho, un tradicional espiritual negro.
Tras la conmovida ovación del público y como si no hubiera transcurrido una hora de concierto, la maestra Digna Guerra y sus discípulos volvieron sobre sus pasos al ofrecer como encore la pieza Seace rendez vous e hicieron gala de todos los artilugios que dominan en otra formidable interpretación.
Con casi cuatro décadas de fundado, Entrevoces ha sido merecedor de innumerables distinciones. Los más recientes en el tiempo fueron en el Concurso Internacional de Habaneras y Polifonía 2016 de Torrevieja, España, donde obtuvo el Primer Premio en las categorías de habaneras y polifonía, además de los Premios a la Mejor interpretación de una obra polifónica y al Mejor director.



 

Concierto del coro de cámara Entrevoces en la Basílica Menor de San Francisco de Asís, dirigido por la maestra Digna Guerra Ramírez.