Imprimir
Visto: 519

Como cada año, para la temporada de vacaciones, la Oficina del Historiador de La Habana convoca a las familias cubanas a participar en el programa Rutas y Andares. Dedicada al 500 aniversario de la ciudad, en esta ocasión los museos de historia abordarán temas relacionados con los monumentos y los espacios destinados a ritos y ceremonias en la antigua villa de San Cristóbal. El programa incluye los habituales talleres de verano para niños y adolescentes. Esta iniciativa, de gran aceptación en la pasada edición, responde a la necesidad de acercar al público de manera creativa al patrimonio histórico-cultural atesorado en la capital.

Rutas y Andares 2019
Talleres de Verano 2019

Cada año la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH) convoca a las familias cubanas a redescubrir los encantos de la capital, mediante paseos temáticos con la doble condición de enseñar y divertir al mismo tiempo. Así nació el proyecto de Rutas y Andares para los meses de verano, que se inserta este año como una de las acciones de mayor convocatoria dedicada al medio milenio de la ciudad.
En conferencia de prensa, realizada el 21 de junio en el Centro para la Interpretación de las Relaciones Culturales Cuba Europa, la directora de Gestión Cultural de la OHCH, Katia Cárdenas, anunció que en esta ocasión los museos de historia abordarán temas relacionados con los monumentos y los espacios destinados a ritos y ceremonias en la antigua villa de San Cristóbal.


De igual forma, en esos sitios, se explicarán diversas cuestiones como las prácticas culturales en la sociedad colonial y la época republicana. Se trata de tradiciones mantenidas hasta la actualidad que hablan de una Habana heterogénea e inclusiva. En total se realizarán ocho rutas y cuatro andares.
Otro de los atractivos será la visita a los museos de farmacia en un viaje por siglos anteriores, donde se podrá ver antiguos instrumentos utilizados en las boticas.
Las principales fortalezas de la ciudad también se incluyen en los recorridos, además de visitas a inmuebles y lugares públicos que evidencian la evolución arquitectónica de La Habana. En esos caminos también podrán verse varias obras constructivas por los 500 años de la capital.


Y si hablamos de música, cine, arte y literatura, el Centro Hispanoamericano de Cultura abrirá sus puertas a estos saberes, al igual que Factoría Habana, mientras que la Quinta de los Molinos reserva una conexión especial con la naturaleza.
En cuanto al público infantil, las opciones van desde Festival Habana Titiritera (retomado para Rutas y Andares), los niños guías del patrimonio y para aquellos que no puedan exponerse por demasiado tiempo a la luz solar, el Centro a+ Espacios Adolescentes tendrá actividades en las noches.
En ese mismo sitio, los jóvenes tienen ya su casa desde hace más de un año. Para ellos se han organizado safaris fotográficos y talleres creativos. Asimismo, podrán recorrer La Habana en bicicleta con los proyectos Citykleta y Ha’Bici.


Los adultos mayores tendrán programas intergeneracionales para compartir con sus nietos, así como los tradicionales andares virtuales. Igualmente, las personas con discapacidad auditiva disfrutarán de Rutas y Andares gracias al proyecto Cultura entre las Manos.
Vale destacar que este año se ofrecerá un premio único que incluye múltiples opciones culturales como conciertos, recorridos y otras propuestas.


Los tickes para los paseos estarán a la venta de martes a sábados en el horario de 9:30 a.m. a 5:00 p.m., y los domingos de 9:30 a.m. a 12:00 p.m., en el Museo de la Ciudad, el Museo de Arte Colonial, el Convento de San Francisco de Asís, el Museo Casa Natal de José Martí y la Maqueta del Centro Histórico.
La Quinta de los Molinos también habilitó un espacio con el mismo propósito durante la semana laborable, de 9:30 a.m. a 4:00 p.m.


 

Tomado de Habana Radio