«Plantado en este sitio como homenaje a la ciudad de La Habana, que nació bajo una ceiba», podrá leerse en las placas colocadas al pie de los árboles que —derribados por la furia del huracán Charlie, la noche del 12 de agosto, en el oeste de la capital— han sido rescatados, sembrándolos en espacios verdes del Centro Histórico.

 En lo que pudiera considerarse un acontecimiento para la historia de la música en Cuba, en la tarde del domingo 8 de agosto, se interpretó por primera vez en el país La Pasión según San Juan, de Johann Sebastian Bach.
 Reabierto este lunes 19 de julio en su nueva sede, el Museo Numismático es como un «tesoro de la memoria acuñada, a través de la cual podemos apreciar la Historia de Cuba en toda su diversidad», expresó en sus palabras inaugurales el Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal Spengler.
 En el Convento de San Francisco de Asís pueden apreciarse hasta agosto varios de los más recientes grabados del artista Vicente Rodríguez Bonachea, reunidos en la exposición «En la tierra de nunca jamás», inaugurada en la tarde del 15 de julio.