Semanario Revista Opus Habana Opus Habana. Semanario Digital.
CLAVES CULTURALES DESDE EL CENTRO HISTÓRICO
Vol. I, No.30/2005  
   Desde:
   2005-07-18 
  Hasta:
   2005-07-25  



     

Más que una musa
Durante todo el verano, en la sala transitoria del Museo de Arte Colonial (Oficina del Historiador) podrán apreciarse obras de una pintora autodidacta, en quien la falta de estudios artísticos no le imposibilitó la creación de un atractivo universo visual, provisto de sensualidades. La muestra «Jugando con el silencio» da fe de ello.

Por Axel Li
Opus Habana
.
 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en: sitio web opushabana )


Ricardo Chacón o la intimidad de la luz
Aunque de lejos parecen paisajes de la pintura europea, de cerca son cubanos o de la selva americana. Y es que tras su luminiscencia dorada, casi irreal, la obra de este joven pintor nos revela en detalle lo que reconocemos como propio: llámese campesino o bohío, palma o yagruma...

Por
Tomado de Opus Habana, Vol. V, No. 2, 2001, pp. 36-42.
.
( Leer esta información en: sitio web opushabana )

¿Para qué sirve el matrimonio?
Los amoríos entre un hombre y una mujer motivaron al articulista comentar un hecho como el de la unión de parejas en los tiempos de antes. De esta manera quedaban saldadas las inquietudes implícitas en el título de estas líneas, publicadas por Carteles y el Diario de la Marina en 1925.


Por Emilio Roig de Leuchsenring
Historiador de la Ciudad desde 1935 hasta su deceso en 1964.
.
( Leer esta información en: sitio web opushabana )

César López, navegante airoso del tiempo
Ha persistido en escribir, sin dejarse rendir por fragores pasajeros, confundirse por caminos que –a veces– se bifurcan, ni sucumbir bajo los cataclismos de la historia.

Por
Tomado de Opus Habana, Vol. V No. 3, 2001, pp. 15-26.
.
( Leer esta información en: sitio web opushabana )
 
Más que una musa
Podría decirse que cada cuadro de Marilyn Domínguez Basail carece de referentes, dada su originalidad desprovista de afinidades con otras obras de arte. Sus pinturas brindan una panorámica de sueños y recuerdos de sus años infantiles.

 La galería puede ser un espacio eminentemente para el deleite. Sucede cuando en ella concurre una propuesta artística de suavidad, poco influenciada de las mil maneras de hacer arte hoy día. No olvidar además la condición misma del creador: estudiado o autodidacta.
Detenernos frente a la obra de un creador autodidacta puede causar asombro e interés. Lo común en estos casos es que se haga uso del pincel como instrumento básico. Sin embargo, Marilyn Domínguez Basail (Villa Clara, 1952) lo utiliza de una forma tal que logra sorprendernos con un universo visual, evocador de gratas sensaciones. Simples formas de nuestras vidas, ya sean animadas o inertes, adquieren una integración óptima en sus cuadros. Esta exposición posibilita a los visitantes, el disfrutar de cerca la gracia de los originales con la intención de impedir el pase «de gato por liebre» del célebre refrán.
 La obra de Domínguez Basail goza de una exquisita fantasía que puede ser incluso catalogada... pero es mejor el disfrute al razonamiento. Vale más apreciarla que hablar de ella. Mejor es sentirla. Suficientes son las claves que nos permiten una operación así. Dichosa la artista, afortunada la autodidacta, dirían algunos. Sus pinceles son la prolongación de sus ideales.
Sobrellevar el ejercicio de la creación, sacando de sí lo mejor, constituye la variable común de muchos artistas. Disparatado sería si no se hiciera con las obras de esta artista, que forman parte de la muestra «Jugando con el silencio» (Museo de Arte Colonial, julio-agosto, 2005).
Por consiguiente, sus telas pintadas brindan una panorámica de sueños y recuerdos de estreno en un orden formal. Obras así requiere nuestro arte, es verdad que un poco hedonistas, y carentes eso sí, de concepciones de avanzadas. No importa, la diversidad nos caracteriza.
La forma en que Domínguez Basail escoge para sus imágenes cromáticas, admite clasificaciones útiles o inoperantes. Son maneras para identificar un estilo... mucho  mejor es estar en complicidad con la mirada desprejuiciada, esa que deleita a la percepción.
La artista tiene el tiempo a su favor para crear. Hace bastante poco de su primera incursión por pintar. Hagámonos eco del catálogo preparado para esta ocasión: «En 1972 se vincula al mundo del arte cuando comienza a trabajar como modelo vivo en la Academia de San Alejandro, realizando también este trabajo en la Escuela Nacional de Arte (ENA) y en el Instituto Superior de Arte (ISA) desde su fundación. Atraída por las artes plásticas, toma el pincel y la paleta, aún sin cursar estudios profesionales, y comienza su trabajo de pintura en el año 2003, inspirado en sus recuerdos infantiles». Exacto, tenemos en ella más que un «modelo vivo», o lo que es igual, más que una musa.
 

Este semanario digital de Opus Habana se complementa con la página web www.opushabana.cu y sus artículos salen publicados en la versión impresa de dicha revista.
Si recibió este semanario a través de otra persona (forward) y quiere suscribirse personalmente,
envíenos un e-mail a la dirección boletin-alta@opus.ohc.cu
Si quiere dejar de recibir este servicio informativo, envíenos un e-mail a la dirección boletin-baja@opus.ohc.cu
En ambos casos el contenido del asunto, así como del cuerpo del mensaje, es irrelevante; puede dejarlos en blanco.

Reciba un saludo del colectivo de la revista Opus Habana (Oficina del Historiador de la Ciudad)
que, fundada por Eusebio Leal Spengler, Eterno Historiador de la Ciudad, integran:

Argel Calcines (Director y Editor general fundador); Celia Maria González (Editor Ejecutivo);
María Grant, Lidia Pedreira, Mileny Zamora Barrabi, Susell G. Casanueva,
Olivia Rodríguez García y Teresa de Jesús Torres Espinosa (Redacción);
Lizzett Talavera (Diseño gráfico);
Omar Sanz (Fotografía)
Osmany Romaguera (Programación y Web
).

Palacio de Lombillo, Esquina de Empedrado y Mercaderes, Plaza de la Catedral, La Habana Vieja
Teléfonos: (53) 78669281 / 78639343 / 78660777
E-mail:
redaccion@opus.ohc.cu