Semanario Revista Opus Habana Opus Habana. Semanario Digital.
CLAVES CULTURALES DESDE EL CENTRO HISTÓRICO
Vol. XX, No. 6 /2018  
   Desde:
   2018-02-05 
  Hasta:
   2018-02-10  




     

Nuestro Amigo Leal
La Feria Internacional del Libro 2018 vuelve a agasajar a uno de los cubanos más importantes de la historia actual del país: el Historiador de la Ciudad de La Habana, el Doctor Eusebio Leal Spengler. El Pabellón Cuba de la Rampa capitalina fue el escenario para la presentación de dos títulos que resumen su trabajo más reciente, desde su oratoria, pensamiento y acción. Ediciones Boloña, se encargó de llevar a la luz Cuba, prendida del Alma y Nuestro Amigo Leal.

Repercusiones de esta noticia:
Eusebio: Leal a su tiempo
Céspedes: piedra angular del arco de nuestra historia
Raúl Castro y Nuestra América. 86 discursos, intervenciones y declaraciones
Céspedes más allá de las estatuas

 
 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en nuestro sitio Web: www.opushabana.cu )


Presencia de Opus Habana en la Feria del Libro

 La revista Opus Habana fue presentada en la 27 Feria Internacional del Libro, el sábado 3 de febrero, en el stand de Publicaciones Periódicas del Instituto Cubano del Libro, por Argel Calcines, su editor general fundador; Celia María González, editora ejecutiva, y Yadira Calzadilla, diseñadora de la publicación.
 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en nuestro sitio Web: www.opushabana.cu )


El Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas en la 27 Feria del Libro
Con la presencia de la reconocida investigadora Zoila Lapique Becali, Premio Nacional de Ciencias Sociales 2002, se presentó, el martes 6 de febrero, el libro Música de salón en publicaciones periódicas. La Habana, 1829-1867, sexto volumen de la colección «Patrimonio Musical Cubano» que edita el Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas, así como el boletín digital El Sincopado Habanero, que realiza en conjunto con la revista Opus Habana.  ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en nuestro sitio Web: www.opushabana.cu )


Pesados
Los individuos pesados están «en todas las carreras, profesiones y oficios. Vician y enrarecen la atmósfera que respiramos», refiere Roig en esta crónica, publicada por las revistas habaneras Social y Carteles.
Por Emilio Roig de Leuchsenring .
( Leer esta información en nuestro sitio Web: www.opushabana.cu)
 
Nuestro Amigo Leal

La Feria Internacional del Libro 2018 vuelve a agasajar a uno de los cubanos más importantes de la historia actual del país: el Historiador de la Ciudad de La Habana, el Doctor Eusebio Leal Spengler.
El Pabellón Cuba de la Rampa capitalina fue el escenario para la presentación de dos títulos que resumen su trabajo más reciente, desde su oratoria, pensamiento y acción. Ediciones Boloña, se encargó de llevar a la luz Cuba, prendida del Alma y Nuestro Amigo Leal.
El primero de ellos reúne intervenciones recientes del Director de la Red de Oficinas del Historiador y el Conservador de las Ciudades Patrimoniales cubanas, desde 2015 hasta el presente. Tan recientes son que el título cerró con algunos de los discursos de Leal relacionados con la escultura ecuestre de José Martí en la capital cubana.


La presentación estuvo a cargo de Eduardo Torres Cuevas, director de la Biblioteca Nacional de Cuba, quien señaló que desde el título el libro habla de la profunda vocación patriótica de su autor. «La obra de Eusebio está escrita con el corazón y con el conocimiento universal. Logra que cada día seamos más cultos y tengamos una pasión por Cuba y nuestra cultura», señaló. Así lo confiesa la dedicatoria: A Cuba, con el amor y la gratitud.
«Cuba no es un pedazo de tierra sino los hombres y mujeres que han construido su cultura, historia; aquellos que le han dado su olor, sabor y color (…) En la obra de Eusebio está ese componente humanista que se refleja en su patriotismo», dijo el también Premio Nacional de Historia.
El volúmen «conmina a asumir y perpetuar el culto a nuestra tradición ética, a los símbolos nacionales, los padres fundadores, el sentido del deber y de la gratitud, valores y principios que han de ser irrenunciables», destaca Boloña en la nota de contracubierta.
Así coincidió el académico en su presentación: «Este libro es esencialmente ético. Un discurso que se ve a lo largo de los trabajos: la ética necesaria para actuar en consecuencia y obligación patriótica. (…) Los textos originalmente no están elaborados para un extraño, brotan hacia el lector desde los recursos, documentos, relatos, situaciones que conformar ese imaginario colectivo importante (…) que se construye solo siendo fieles a las ideas que dieron lugar al patriotismo. Eusebio contribuye a ese imaginario colectivo que debemos compartir, imaginar, que es la base para que continúe siendo colectivo».


De izquierda a derecha: Themis G. Ojeda, diseñadora de Cuba, prendida del alma; el historiador Eduardo Torres Cuevas; el Historiador de la Ciudad de La Habana, Doctor Eusebio Leal Spengler; Mario Cremata Ferrán, director de Ediciones Boloña; Abel Prieto Jiménez, Ministro de Cultura; y Joyce Hidalgo, diseñador de Nuestro amigo Leal.
«Cuba, prendida del alma» es un hermoso, y valioso volumen. Completan la perfección la compilación y edición de Mario Cremata Ferrán, Director de Ediciones Boloña; el diseño de Themis G.Ojeda, y la foto de carátula de Néstor Martí, quien recoge la silueta del Apóstol de Ann Hyatt Huntington con un haz de sol que sale de su pecho.
Pero el regalo más grande está en las palabras que atrapan sus páginas, en el modo en que el Historiador de La Habana, a decir de Torres Cuevas, «encuentra las imágenes y las formas de decir y hacer sentir más sublimes (…) Es un orgullo tener en mi generación, en la de nuestros hijos y nietos, a un hombre como Eusebio Leal».
Así tituló la prima ballerina assoluta, Alicia Alonso, el breve relato que dedicó a su amigo, «particular y brillante protagonista de la cultura cubana en las últimas décadas». Como ella, casi un centenar de personalidades de las artes, las letras, la cultura de Cuba y el mundo, reconocen a este amigo plural de todo cuanto es bello y valioso.
La presentación de este segundo volúmen estuvo a cargo del Ministro de Cultura Abel Prieto Jiménez, quien relató la sensibilidad y particularidad que emana de este libro de muchos autores. «La idea nació con la pregunta de qué regalo hacerle a Eusebio Leal en su 75 aniversario, y las cinco décadas de al frente de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana».
Desde el prólogo, a cargo de Cremata Ferrán, el volumen de más de 300 páginas se define «como un abrazo múltiple de gente que admira a Eusebio, una urdimbre de afectos». Sobre este discurso, el miembro del Consejo de Ministros compartió con los presentes fragmentos de este texto coral; retazos de opiniones, anécdotas e historias que construyen al mismo hombre.


Recordó entonces a Fina García Marruz – quien también entregó sus impresiones para la edición del texto – cuando la intelectual dijo de Leal Spengler: «Si un día lo olvidarán los hombres los recordarán las piedras».
Por su parte, del texto del músico y compositor cubano José María Vitier, escogió el momento en que se refirió a la labor del Historiador frente a la Habana Vieja, que «merece un lugar en las gestas de nuestra patria. Una reconstrucción no sólo en el ámbito material, pues sorprende aún más la profundidad de esa refundación espiritual que late en cada espacio rescatado de la desidia y el olvido (…) Eusebio ha repensado la ciudad como un organismo vivo».
Los mensajes incluidos en Nuestro amigo Leal resaltan además su estatura universal indiscutible. Así aseguran las hermanas Claudia y Germaine Gómez Haro, de la Casa LAM de México, cuando dicen que logró que en el contexto internacional del patrimonio histórico monumental, La Habana es una joya única y peculiar. «Se puede hacer una inversión de esta índole sin vender ni privatizar».


Por su parte, Graziella Pogolotti enfatiza el vínculo de Leal con la gente más humilde, y dice: «Con su palabra exaltada Eusebio ha removido conciencias porque ha trabajado en las cercanías de los hombres, mujeres, niños y ancianos mientras restauraba los tesoros de la ciudad. (…) Muchos testimonios reafirman una idea, que aunque parezca obvia, hay que repetirla: La obra de Eusebio está inscrita indeleble en la historia de la cultura y la nación cubana (…) Merece un lugar junto a los fundadores espirituales de la patria».
Los testimonios del libro dialogan de una manera muy personal con el Historiador de la Ciudad de La Habana, con el intelectual, el amigo; lo reconocen como un visionario, un patriarca y refundador, un cubano extraordinario y universal, soldado de ideas martianas y fidelistas. Reparan al unísono en la dimensión humana y espiritual de su trabajo.
Y así se descubren en el texto, por mencionar algunas, las voces de Araceli García Carranza, Leo Brouwer, Reinaldo Gonzáles, Liuba María Hevia, Raída Mara Suárez, Miguel Barnet, Roberto Fernández Retamar, Marta Rojas, Carilda Oliver, Frei Beto, Vitorio Garatti, Ana Cairo, Ambrosio Fornet, Jaime Ortega, Antón Arrufat, Natalia Bolívar, Silvio Rodríguez… Historiadores, músicos, museólogos, críticos de arte, escritores cubanos, arquitectos, artistas e intelectuales. Figuras imprescindibles de la revolución y la cultura, admiradores de Cuba y el mundo, muchos de ellos presentes en el Pabellón Cuba esta mañana de viernes.


«Mientras se lee este libro, el lector va componiendo un rompecabezas que nos devuelve a un hombre admirable por muchas razones, merecedor de múltiples abrazos», destacó el Ministro de Cultura.
Como una lucha contra la barbarie y por cultivar la belleza resumió Mario Cremata Ferrán, compilador de los testimonios de Nuestro amigo Leal. En los minutos finales de la presentación dual, y sin mucho que agregar ante tantas muestras de afecto y admiración, el Historiador de la Ciudad agradeció el gesto perenne, y sentenció que en su quehacer nunca ha estado solo, ni siquiera en las más difíciles batallas. «Pertenezco a una generación ávida de justicia y de conocimiento. La cultura es la fuente salvadora», concluyó envuelto en un eco de aplausos.


Thays Roque Arce
Habana Radio

 
Presencia de Opus Habana en la Feria del Libro

En una intervención a tres voces, los presentadores se refirieron a los aspectos editoriales que acompañan la realización de cada número de la  revista desde que saliera a la luz su primer volumen en 1996 como testimonio de la obra de restauración del Centro Histórico de La Habana y la cosmovisión de su artífice: el Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal Spengler.

La revista Opus Habana fue presentada en la 27 Feria Internacional del Libro, el sábado 3 de febrero, en el stand de Publicaciones Periódicas del Instituto Cubano del Libro, por Argel Calcines, su editor general fundador; Celia María González, editora ejecutiva, y Yadira Calzadilla,
diseñadora de la publicación.
En una intervención a tres voces, los presentadores se refirieron a los aspectos editoriales que acompañan la realización de cada número de la  revista desde que saliera a la luz su primer volumen en 1996 como testimonio de la obra de restauración del Centro Histórico de La Habana y la cosmovisión de su artífice: el Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal Spengler. Ejemplificando con determinados números impresos, en los que se manifiesta el trabajo multidisciplinar y la cuidadosa sintaxis de palabra e imagen, Calcines intercambió criterios con sus colaboradoras, «quienes me apoyan no ya solamente en la labor editorial, sino que han aportado valiosos  trabajos a la revista relacionados con sus propios campos de estudio como investigadoras orientadas hacia la historia cultural y la gestión y preservación del patrimonio».
Calcines hizo énfasis en la historicidad de los 51 números que ya posee la revista, sus sesiones habituales y su carácter coleccionable, que se ha acrecentado en la medida que la publicación se ha mantenido fiel a su cometido primigenio: «Opus Habana es un testimonio de la dimensión histórico-artística que anima espiritualmente la restauración de la parte más antigua de la ciudad, a la par que ha dejado constancia de sus principales hitos y protagonistas: historiadores, arqueólogos, sociólogos, restauradores y otros especialistas que son nuestros colegas y contribuyen al sostén de la revista».
También aprovechó la ocasión para adelantar algunas de las temáticas contenidas en el próximo número 52 relacionadas con la conmemoración del 500 aniversario de La Habana en 2019, entre ellas un amplio trabajo sobre las obras de restauración de El Templete como «núcleo simbólico de la habaneridad».
Por su parte, Celia María González se refirió al permanente homenaje que Opus Habana realiza al primer Historiador de la Ciudad, Emilio Roig de Leuchsenring, desde la publicación de sus crónicas de costumbres en los soportes impreso y digital de la revista, hasta la realización de investigaciones que contribuyen a reafirmar su labor al frente de la Comisión de Monumentos, Edificios y Lugares Históricos y Artísticos Habaneros, que fundó en 1940.
Al referirse a la actuación de Roig en los espacios públicos desde 1935, puso como ejemplo el artículo de su propia autoría sobre el homenaje que se dedica a Nicolás Estévanez en la Acera del Louvre, y que constituye en la actualidad una de las tradiciones más antiguas de la Oficina del Historiador. «Mi interés hacia la historia cultural se ha ido acrecentando en la medida que he tenido que combinar mi formación como historiadora y el trabajo editorial con especialistas de distintas ramas del patrimonio», afirmó.
Yadira Calzadilla se refirió al número dedicado al Teatro Martí, con un despliegue gráfico y colaboraciones de diferentes autores que abordan la historia de ese espacio, cuna de la zarzuela cubana. Al ejemplificar con trabajos de su propia autoría sobre la litografía tabacalera y de marquillas cigarreras como fuente documental, destacó la importancia de su estudio para profundizar en la vida cotidiana y los tipos y costumbres decimonónicos. «Acostumbrado a enfocarse desde el coleccionismo, ese patrimonio gráfico adquiere un mayor significado cuando se valoriza desde la perspectiva patrimonial», aseveró.
A su vez, Calzadilla es diseñadora de  El Sincopado Habanero,  publicación digital que —bajo la edición general de Viviana Reina Jorrín, también miembro del equipo editorial de Opus Habana— contribuye a divulgar los resultados del Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas, que dirige la Dra. Miriam Escudero. Esta última, también presente en el encuentro, expresó: «El Sincopado… es hijo de Opus Habana y nace por la necesidad de dar a conocer los trabajos de investigación de los diplomados en Patrimonio Musical  Hispano y en Patrimonio Musical Organístico, además de la Maestría en Gestión del Patrimonio Histórico-Documental de la Música».
Al concluir la presentación, Escudero y Calcines coincidieron en afirmar que no puede entenderse la grandeza de la cultura cubana sin el aporte de las publicaciones periódicas. De ello da fe el libro Música de salón en publicaciones periódicas. La Habana 1829-1867, realizado por el Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas en conjunto con el Centro de Investigación y Desarrollo de la Música Cubana (CIDMUC) y la Universidad de Valladolid (UVA).

Redacción Opus Habana

Imagen superior: Argel Calcines, editor general fundador de la revista Opus Habana (al centro), junto a la editora ejecutiva Celia María González, (a la izquierda), y la diseñadora Yadira Calzadilla (a la derecha). Imagen inferior: Público asistente a la presentación, en el stand de Publicaciones periódicas del Instituto Cubano del Libro.
 
El Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas en la 27 Feria del Libro

El Centro de Investigaciones y Desarrollo de la Música Cubana (Cidmuc) acogió en su stand a Música de salón en publicaciones periódicas. La Habana, 1829-1867, con autoría compartida entre Lapique, Escudero, la Dra. Claudia Fallarero y la musicóloga Indira Marrero; así como a otro libro de la misma colección: Laureano Fuentes Matons. Santiago de Cuba (1825-1898), de las Dras. Escudero y María Antonia Virgili, con revisión, estudio y transcripción de la musicóloga Iránea Silva.

Con la presencia de la reconocida investigadora Zoila Lapique Becali, Premio Nacional de Ciencias Sociales 2002, se presentó, el martes 6 de febrero, en la 27 Feria Internacional del Libro de La Habana, el sexto volumen de la colección Patrimonio Musical Cubano que responde al sello editorial Ediciones Cidmuc, y que gestiona el Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas, bajo la dirección de la Dra. Miriam Escudero.
El Centro de Investigaciones y Desarrollo de la Música Cubana (Cidmuc) acogió en su stand a Música de salón en publicaciones periódicas. La Habana, 1829-1867, con autoría compartida entre Lapique, Escudero, la Dra. Claudia Fallarero y la musicóloga Indira Marrero; así como a otro libro de la misma colección: Laureano Fuentes Matons. Santiago de Cuba (1825-1898), de las Dras. Escudero y María Antonia Virgili, con revisión, estudio y transcripción de la musicóloga Iránea Silva. También en esta oportunidad fue presentado El Sincopado Habanero, boletín digital resultante de la colaboración entre el Gabinete y la revista Opus Habana, con Viviana Reina Jorrín como editora general, y Yadira Calzadilla, diseñadora, quien se refirió a las seis ediciones de esa publicación descargable en formato pdf interactivo.
Durante el encuentro, Lapique, a quien estuvo dedicada la Feria del Libro del 2012, destacó el valor de la prensa periódica para el estudio de la música cubana y el surgimiento de nuevos géneros como la contradanza y la habanera. Para ello se remitió a sus inicios como investigadora: «Le debo el impulso al profesor Angeliers León. A él le gustó mucho un artículo que escribí, en el año 1959, cuando empecé a trabajar en la Biblioteca Nacional, sobre el primer periódico musical cubano, de 1812. Me sugirió investigar la música en las revistas cubanas del siglo XIX, entonces pude ver como esta iba cambiando con los años y evolucionando con la sociedad».
Según Miriam Escudero, el inicio del proyecto fueron fotografías que Lapique había ido recopilando desde los años 60 –algunas preservadas en negativos y otras en papel–, de partituras impresas en periódicos y revistas conservados principalmente en la Biblioteca Nacional José Martí, la Biblioteca Fernando Ortiz del Instituto de Literatura y Lingüística, y la Biblioteca Provincial Gener y del Monte de Matanzas. El libro recupera varios textos de Lapique y comienza con una entrevista a ella publicada en la revista Opus Habana, realizada por la propia Escudero y un ensayo de esta última con el título «Noticias sobre música en el Papel Periódico de la Havana (1790-1805)». Incluye trabajos de las también musicólogas Claudia Fallarero e Indira Marrero. «Tras la huella de Zoila elaboramos un catálogo en el que aparece una de las valiosas herramientas que este libro aporta: dónde está publicada la partitura, año de publicación, el título de la pieza que en ella aparece, y en qué fondo se localiza actualmente el documento», explicó Escudero.
Por su parte, Argel Calcines, editor general fundador de Opus Habana, intervino para resaltar la labor de Lapique y su generosidad. «No se puede desligar la obra y el empeño de Zoila al estudio de la música en las publicaciones periódicas de otra faceta importantísima que son sus investigaciones del arte litográfico y de la historia de las imágenes en Cuba. Como ejemplo de investigadora interdisciplinaria, su contribución al rescate del patrimonio cubano es invaluable, una pasión que debe mucho a que sus hermanos tuvieron una estrecha relación con Emilio Roig de Leuchsenring, primer Historiador de la Ciudad de La Habana».
Al evocar el temprano significado que tuvieron en su vida esos encuentros, Zoila Lapique recordó: «Siendo una niña, solía pasear por La Habana con mis hermanos y visitar a Emilito, quien nos recibía en el patio de los Capitanes Generales junto a María, su esposa. Esto influyó mucho en mí (…) Les debo a mis hermanos el haber estado cerca de grandes figuras (…) Recuerdo que mi hermana Rosa le dio clases al hijastro de Don Fernando Ortiz. Esto me permitió asistir a su primera conferencia sobre los tambores batá en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, donde estaba todo lo que brillaba de la cultura cubana (…) Ortiz entró de la mano con su hija, una niña rubita y, alzándola ante el público presente, expresó: “Esta es mi mayor obra”». A Fernando Ortiz y Alejo Carpentier les dediqué mi primer libro, Música colonial cubana, pidiéndole previa autorización a ambos», concluyó Lapique.
Una segunda presentación del Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas, en la cual participó nuevamente Zoila Lapique, tuvo lugar el miércoles 7 en el stand de Ediciones Boloña de la Oficina del Historiador de La Habana. En esta oportunidad se añadieron otros productos editoriales y musicales, resultado de la labor de preservación y gestión del patrimonio musical que lleva a cabo el Gabinete como  el libro De la estantería a la nube, la recuperación del patrimonio sonoro conservado en archivos y fonotecas, del Dr. Miguel Díaz-Emparanza, el CD Rusia ante la rítmica cubana y el CD-DVD Música Catedralicia de Cuba. Villancicos y repertorio litúrgico de Esteban Salas. Estas grabaciones  forman parte de la colección «Documentos sonoros del Patrimonio Musical Cubano», ambos galardonados con el premio Cubadisco 2017 en las categorías de premio internacional y música de cámara respectivamente.
En su intervención la Dra. Miriam Escudero recalcó la importancia que ha tenido para estos resultados la labor conjunta de las instituciones de la Oficina del Historiador de La Habana: el Gabinete de Patrimonio de Musical Esteban Salas, la revista Opus Habana, el Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, la Editorial Boloña, el sello discográfico La Ceiba y la Dirección de Audiovisuales de Habana Radio. Así como el sello Producciones Colibrí del Instituto Cubano de la Música, el Cidmuc y el proyecto Nuestro patrimonio, nuestro futuro – el fomento de la enseñanza del patrimonio musical como vector de cambio social (2014-2017), subvencionado por la Comisión Europea, y gestionado por la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, OIKOS y la Universidad de Valladolid.
Esta vez Zoila Lapique expresó: «Me siento satisfecha de tener continuadores, de tener seguidores de una alta calidad profesional. Yo empecé a hurgar, pero ellos han seguido mi labor con muy buen tino…».

Redacción Opus Habana

Imagen superior: De izquierda a derecha: Zoila Lapique; la musicóloga Iránea Silva; la diseñadora de El Sincopado Habanero Yadira Calzadilla, la Dra. Claudia Fallarero y la Dra. Miriam Escudero, directora del Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas. Imagen inferior: la investigadora Zoila Lapique dedica el libro a Argel Calcines, editor general fundador de Opus Habana.

 

Este semanario digital de Opus Habana se complementa con la página web www.opushabana.cu y sus artículos salen publicados en la versión impresa de dicha revista.
Si recibió este semanario a través de otra persona (forward) y quiere suscribirse personalmente,
envíenos un e-mail a la dirección boletin-alta@opus.ohc.cu
Si quiere dejar de recibir este servicio informativo, envíenos un e-mail a la dirección boletin-baja@opus.ohc.cu
En ambos casos el contenido del asunto, así como del cuerpo del mensaje, es irrelevante; puede dejarlos en blanco.

Reciba un saludo del colectivo de la revista Opus Habana (Oficina del Historiador de la Ciudad)
que, dirigida por Eusebio Leal Spengler (Historiador de la Ciudad), integran:

Argel Calcines (Editor general); Celia Maria González (Editor Ejecutivo);
María Grant, Lidia Pedreira, Mileny Zamora Barrabi,
Susell G. Casanueva y Dianet Armenteros Guzmán(Redacción);
Yadira Calzadilla y Lizzett Talavera (Diseño gráfico);
Osmany Romaguera (Programación y Web).

Edificio Santo Domingo.Calle Obispo entre Mercaderes y San Ignacio,La Habana Vieja
Teléfonos: (53) 78669281 / 78639343 / 78660777
E-mail: redaccion@opus.ohc.cu