Semanario Revista Opus Habana Opus Habana. Semanario Digital.
CLAVES CULTURALES DESDE EL CENTRO HISTÓRICO
Vol. XXI, No.27 /2019  
   Desde:
   2019-07-15 
  Hasta:
   2019-07-20  



     

Declaran obra de don Fernando Ortiz Patrimonio de la Nación Cubana
Por su relevancia, la obra del intelectual cubano Fernando Ortiz ha sido declarada Patrimonio Cultural de la Nación en acto oficial realizado el 16 de julio en el Aula Magna del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana.


 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en: sitio web opushabana )


Atractivo recorrido por Parque arqueológico habanero
La Muralla de mar fue una de las primeras construidas durante el imperio colonial español (1492-1898) en América y está considerada entre las de mejores características arquitectónicas, por los materiales empleados en su construcción y toda la estructura que cubre la bahía y su relación directa con el entorno natural.


 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en: sitio web opushabana )


Más de un centenario unirá a Cuba y Portugal
Con motivo del centenario de los vínculos diplomáticos establecidos entre la República Portuguesa y la de Cuba, el Secretario de Estado para las Comunidades Portuguesas en el Ministerio de Negocios Extranjeros de Portugal, Excelentísimo Señor José Luís Carneiro, realiza una visita oficial a la isla caribeña. Como parte de las actividades, en la tarde del jueves 18 de julio el alto funcionario, junto a la delegación que le acompaña, sostuvo un encuentro con Eusebio Leal Spengler, Historiador de La Habana, en el salón de protocolo del Centro para la Interpretación de las Relaciones Culturales Cuba-Europa.


La ciudad no me da tregua
«La ciudad no me da tregua» es el título de la exposición de la artista Ileana Mulet, a partir de una selección de cuadros y poemas dedicados a La Habana. Las obras estan a disposición del público en el Museo de Arte Colonial, hasta el venidero 30 de agosto.«La ciudad no me da tregua» estará dentro de las actividades del programa Rutas y Andares cuando se celebre un encuentro con la artista, el próximo 30 de julio a las 10:00 a.m.


Taller de verano: Aprendiendo sobre paisajismo urbano
Del 5 al 9 de agosto tendrá lugar la II edición del taller de verano «Aprendiendo sobre el paisajismo urbano», destinado a jóvenes de 15 a 17 años de edad. La matrícula se realizará el venidero miécoles 24 de julio a las 9:00 a.m., en la Casa de las Tejas Verdes. Los interesados deben presentarse con su documento de identificación, las inscripciones serán por orden de llegada hasta obtener la capacidad para 30 personas.


De lo cerámico
Durante el presente mes de julio, el Museo Nacional de la Cerámica Contemporánea Cubana continuará siendo sede de la exposición «De lo cerámico». La muestra colectiva exhibe diversas propuestas que definen la cerámica desde lo formal y conceptual. Los artistas presentan diseños novedosos y experimentales, que invitan al público a una reiterpretación del arte en la cerámica.

Las temporadas
A partir de lo que cuentan periódicos y crónicas, de los recuerdos y observaciones de personas mayores y de las propias, el cronista reflexiona sobre la costumbre de veranear, y llega a afirmar que «las temporadas fueron en Cuba, en todos los tiempos, una de las prácticas y usos jamás interrumpidos más típicos de esta tierra».


Por Emilio Roig de Leuchsenring
Historiador de la Ciudad desde 1935 hasta su deceso en 1964.
.
( Leer esta información en: sitio web opushabana )
 
Declaran obra de don Fernando Ortiz Patrimonio de la Nación Cubana

Don Fernando Ortiz, el sabio, el humanista, el intelectual cubano; a él le debemos la memoria viva del legado africano en Cuba. Su obra, que no pierde fuerza ante la magnitud del tiempo, ha sido declarada Patrimonio Cultural de la Nación, en acto oficial realizado este 16 de julio en el Aula Magna del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana.
El panel a cargo de ofrecer las palabras sobre la impronta de Ortiz estuvo integrado por la Presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, Gladys Collazo Usallán, así como por la doctora Nuria Grégori, vicepresidenta de la Sociedad Económica Amigos del País y directora del Instituto de Literatura y Lingüística.

Presidieron también la mesa, el Doctor Eduardo Torres Cuevas, director de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí; el poeta, etnólogo y presidente de honor de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), Miguel Barnet Lanza, y el Historiador de la Ciudad de La Habana, Doctor Eusebio Leal Spengler.
En un primer momento, Collazo Usallán leyó el documento oficial donde se recogen los basamentos de esta inscripción, que contempla tres de los principios aplicados por el prestigioso intelectual cubano: ciencia, conciencia y paciencia.

En su condición de hombre letras y ciencia, «realizó decisivos aportes a la cultura y la sociedad, mediante la creación de instituciones y revistas culturales, cuyo legado aún se mantiene vigente, además de la publicación de un centenar de obras con gran alcance científico y social», precisó la presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural.
Como discípulo suyo, el poeta y etnólogo Miguel Barnet habló sobre la dimensión humanista de su maestro. Reconoció, asimismo, «que él fue el primero en desentrañar la compleja madeja de la idiosincrasia del cubano. Cuba fue su única gran obsesión y afirmó, tempranamente, que Cuba sin el negro no sería Cuba».

En su intervención recordó, además, la primera vez que Ortiz introdujo la noción de lo afrocubano, en los trabajos Las rebeliones de los afrocubanos y Los cabildos afrocubanos, ambos publicados en el siglo XX. «Ya en 1847 — explica Barnet — Antonio Veitía había empleado ese término con connotaciones racistas, mientras que Ortiz le dio un sentido puramente cultural a un concepto que aún es polémico».
En cuanto al punto de partida investigativo del también musicólogo y jurista, consideró como el inicio el libro Los Negros Esclavos, donde se observa «una visión positivista o materialista histórica».
«Su obra desde el principio despuntó hacia el horizonte de lo patrimonial; esa fue una constante entre sus inquietudes como intelectual identificado con la cultura popular. Se trata de una obra de fundación basada en las raíces innatas y escamoteadas de la nacionalidad», advirtió Barnet.
Ortiz siempre tuvo una visión integradora sobre los fenómenos que estudió. Su mirada abarcadora lo convierte en un novedoso forjador de las ciencias sociales contemporáneas. «Se negó siempre a expresarse en términos absolutos y se alejó de un positivismo radical para ser fiel seguidor del electivismo cubano», declaró el poeta.

Minutos después, Torres Cuevas se refirió a la importancia —para los intelectuales de su época— de conocer la obra de Ortiz, ya que «la profundidad de sus investigaciones, más allá de esquemas foráneos o nuestros, era ruptura y, a la misma vez, construcción».
Para los académicos e historiadores, el Tercer Descubridor de Cuba, como también es conocido, se convierte en un referente necesario, no para repetir ideas ni preceptos, sino para crear y comprender la realidad cubana, a partir de sus lecciones.
En el afán de preservar la memoria escrita del también notable jurista y antropólogo ha sido fundamental el empeño de los archiveros, técnicos, conservadores y de manera especial la labor de la hija de Fernando Ortiz, María Fernanda Ortiz.
Así lo hizo saber en la ceremonia, la doctora Nuria Grégori, quien rememoró el lugar donde fue velado el prestigioso historiador, en el Instituto de Literatura y Lingüística, hace ya 50 años, a petición suya. «Allí se quedó con nosotros», manifestó la pedagoga cubana.

 

Gracias a la colaboración de esta institución, en conjunto con la Fundación Fernando Ortiz y la Sociedad Económica Amigos del País, se publicó la obra inédita del maestro. En estos momentos se organiza en grupos y subgrupos temáticos para una mayor comprensión de los contenidos.
Como colofón del encuentro, el Doctor Eusebio Leal Spengler ofreció las palabras de clausura. En su intervención rememoró el discurso de Barnet Lanza, testimonio vivo de un escritor que tuvo bien de cerca al hombre que nos hizo crecer en pensamiento y acción, desde la cultura.

El Historiador recordó también a su predecesor de feliz memoria, Emilio Roig de Leuchsering, quien junto a Ortiz fue «co-fundador de tantas iniciativas en la Cuba de su tiempo».
«El culto es la memoria – comentó –, es encarnar un sentimiento y transmitirlo, en un país donde a veces existen, lamentablemente, lagunas de olvido, de las cuales se salvan aquellos que han tenido la fortuna de tener a alguien como Miguel Barnet».

Debido al valor de las palabras pronunciadas por el Presidente de Honor de la UNEAC, añadió el Doctor Leal Spengler, es preciso que queden en la memoria del acto, uno de los más importantes celebrados en esa Casa de Altos Estudios.

 Tomado de Habana Radio.

 
Atractivo recorrido por Parque arqueológico habanero

La Muralla de mar fue una de las primeras construidas durante el imperio colonial español (1492-1898) en América y está considerada entre las de mejores características arquitectónicas, por los materiales empleados en su construcción y toda la estructura que cubre la bahía y su relación directa con el entorno natural.
Así explicó Andy Gómez Hernández, especialista del Museo de Arqueología, a los participantes en un recorrido que abarcó los espacios arqueológicos de la Muralla de mar y el Real Arsenal, que se integra a la Ruta especial Sistema defensivo de La Habana Colonial del programa de verano Rutas y Andares, concebido por la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH).
En el paseo, que comenzó en la otrora Maestranza de Artillería, contigua al hoy Anfiteatro del Centro Histórico y al parque infantil, Gómez señaló que precisamente allí se inicia lo que se denomina Parque arqueológico, el cual se extiende hasta los jardines del Museo Castillo de La Real Fuerza, muy próximo al baluarte de la muralla de mar, situado al lado del Museo de Arqueología, en Tacón núm. 4.
El joven guía se refirió a una de las más antiguas excavaciones arqueológicas, protagonizadas por el Historiador de la Ciudad, Dr. Eusebio Leal Spengler, y el antiguo director del Gabinete de Arqueología, Leandro Romero, y a las más recientes que comenzaron por iniciativa del Dr. Leal, con el objetivo de mostrarle al caminante una parte de lo que era la Muralla de Mar.
Indicó que el primer Sistema defensivo de La Habana «era un todo incluido»: la muralla de tierra y de mar para defender a la ciudad de los ataques de corsarios y piratas, por vía marítima y por tierra. La de mar comenzaba en la conocida zona de La Punta, donde tenía su primer baluarte; y se extendía por varios kilómetros, hasta llegar al sitio donde hoy está la Terminal de Cruceros. A partir de este lugar, dijo se unía con la muralla de tierra, en la Estación Central de Ferrocarriles, erigida en 1912 en los terrenos del Antiguo Real Arsenal de La Habana.
Informó que en estos momentos «nos encontramos en proceso de inversión con el Departamento de Inversiones de la OHCH y diferentes empresas afines para "musealizar todos estos espacios", en aras de que el público conozca lo que existía y, a la vez, hacerlo coherente con la construcción de la ciudad».  Muy cerca de La Real Fuerza se levantará un puente peatonal y para el paso de los automóviles, en aras de lograr que «las excavaciones arqueológicas convivan con la vida cotidiana de la urbe.»
Añadió que a mediados del siglo XIX las murallas perdieron su utilidad militar y se determinó su demolición. Luego se rellenaron los espacios y nació lo que conocemos como Avenida del Puerto.
Finalmente, los participantes en la ruta penetraron en el Museo de Arqueología, donde, desde la sala de Arqueología aborigen, apreciaron una vista panorámica de la Muralla de mar, y constataron todo el proceso de construcción y excavaciones que actualmente se desarrollan en esa zona del entorno colonial habanero.
Este viernes 19 de julio, como parte de la Ruta especial Sistema defensivo de La Habana Colonial, se realizó un recorrido por el Castillo de La Real Fuerza, también a cargo de Andy Gómez Hernández, especialista del Museo de Arqueología, y de Oireniel Torres, de La Real Fuerza.
Esta Ruta muestra a los participantes las características históricas, arquitectónicas, militares y arqueológicas de los castillos declarados, junto al Centro Histórico de La Habana Vieja, Patrimonio de la Humanidad, por la Unesco en 1982.

Teresa de Jesús Torres Espinosa
Habana Cultural

Momentos de la ruta por muralla marítima realizada como parte de las actividades del  programa de verano Rutas y Andares.

 

 

Este semanario digital de Opus Habana se complementa con la página web www.opushabana.cu y sus artículos salen publicados en la versión impresa de dicha revista.
Si recibió este semanario a través de otra persona (forward) y quiere suscribirse personalmente,
envíenos un e-mail a la dirección boletin-alta@opus.ohc.cu
Si quiere dejar de recibir este servicio informativo, envíenos un e-mail a la dirección boletin-baja@opus.ohc.cu
En ambos casos el contenido del asunto, así como del cuerpo del mensaje, es irrelevante; puede dejarlos en blanco.

Reciba un saludo del colectivo de la revista Opus Habana (Oficina del Historiador de la Ciudad)
que, dirigida por Eusebio Leal Spengler (Historiador de la Ciudad), integran:

Argel Calcines (Editor general); Celia Maria González (Editor Ejecutivo);
María Grant, Lidia Pedreira, Mileny Zamora Barrabi,
Susell G. Casanueva y Dianet Armenteros Guzmán(Redacción);
Yadira Calzadilla y Lizzett Talavera (Diseño gráfico);
Osmany Romaguera (Programación y Web).

Edificio Santo Domingo.Calle Obispo entre Mercaderes y San Ignacio,La Habana Vieja
Teléfonos: (53) 78669281 / 78639343 / 78660777
E-mail:
redaccion@opus.ohc.cu