Desde 1999 la Oficina del Historiador de la Ciudad había decidido convertir este famoso dispensario en sede del Museo de la Farmacia Habanera.
 Diez aldabas-tiradores de hierro expuestas en el Museo de Arte Colonial conforman una de las más valiosas colecciones de elementos de la arquitectura cubana del siglo XVIII.
 La expresión de una estética, una época y un hombre hubo de apreciarse en la muestra del Salón del Museo de Arte Colonial, con la cual el Museo Nacional, Palacio de Bellas Artes, conmemoró en 1996 el centenario de la muerte del pintor Guillermo Collazo (1850-1896).
 Entre las piezas de su exposición permanente, el Museo de Arte Colonial atesora, distribuida por varios de sus salones, una colección de biscuit, perteneciente a la etapa decimonónica.