En el presente año 2009, los cubanos conmemoramos el siglo y medio de nacimiento del famoso reparto capitalino El Vedado. En 1859 el Ayuntamiento de La Habana aprobó la solicitud de Francisco Frías y Jacott relativa a la parcelación de su finca nombrada El Vedado que, conformada por 29 manzanas, incluía su residencia que estaba ubicada en las que son hoy las actuales calles 11,13 y C y D.
 A partir de un detalle iconográfico puede constatarse que la primera «bomba de fuego» introducida en Cuba se construyó según el proyecto del padre de la ingeniería moderna en España y Rusia.

 La vida a bordo de un navío en el siglo XVIII forjaba a los hombres en la penuria de un infierno de madera, sin embargo, para conocer la verdadera historia de las 1048 almas que a bordo del Santísima Trinidad desafiaron el poderio británico en Trafalgar, se precisa traspasar las portas del que fuera el mayor bajel de su tiempo.

 La Habana de los siglos XVI al XIX estuvo marcada por la aventura de conquistar el universo hostil y fecundo del mar, a la vez que era testigo de grandes momentos de la historia marítima del Caribe. Próxima a celebrar su 490 aniversario de fundada sirva este artículo para rendir merecido tributo a su rica historia.