Transdisciplinariedad y multiplicidad de técnicas y medios son otros rasgos que definen el conjunto de las obras exhibidas, atendiendo a las líneas directrices de Factoría. Asimismo, la selección, que incluye artistas españoles y latinoamericanos, refrenda la propuesta de este nuevo espacio de establecer una relación efectiva, y no puramente retórica, entre los agentes artístico-culturales de ambos lados del Atlántico.

 En el Claustro Sur de San Francisco de Asís se inagura hoy 26 de marzo la exposición «Poética de la línea», del intelectual cubano Leonel López-Nussa (1916-2004). La muestra, una retrospectiva de más de 50 años dedicados al dibujo, está conformada por cerca de 80 obras de diferentes formatos y técnicas que ilustran el proceso de conformación y consolidación de una estética influenciada por las vanguardias europeas, especialmente el cubismo picasiano. Además, se presentará la nueva edición de su libro El dibujo (1964) y miembros de la familia López-Nussa ofrecerán un concierto en la Basílica Menor.
 A lo largo de la historia es posible encontrar ejemplos de hombres que de modo individual y acompañados de un mínimo de recursos escénicos, representan una historia situados en medio de una calle o en el rincón de una Plaza. Esta es una de las tantas maneras que existen de hacer teatro callejero. Quienes hacen uso de ella, son intérpretes con un alto grado de histrionismo, pues logran comprometer la atención de todo un auditorio haciendo uso de su cuerpo, voz y expresividad en solitario.
 La Danza del León forma parte de la cultura china que ya ha sido asimilada sino del todo en buena medida por parte de nuestro pueblo. Constituye una prueba fehaciente de esto el hecho de que la mayoría de los integrantes de la escuela de Wu Shú son cubanos. Dos siglos después de su nacimiento en la tierra del sol naciente, el león sigue danzando con todo su colorido y esplendor, esta vez en suelo cubano.