Gracias a la mirada de Isabel Martínez, Iria Molina y Rocío de la Calle, tres creadoras fieles al principio de Cartier-Bresson que se basa en la captura de ese «instante preciso», hemos podido disfrutar de una muestra viviente de los habaneros en su gracia desbordante, en su transcurrir cotidiano, entregadas sus imágenes sin estereotipos ni ese ojo mercantil que reduce mientras pretende vender sólo la superficie de un mundo inexplorado en sus valores más auténticos.
Ampliar en nuestra página web.

La galería del Palacio Lombillo acogió, durante los meses de octubre y noviembre de 2010, la muestra «Retorno a lo invisible» de la pintora María del Pilar Reyes Ricardo (Holguín, 1970). Trece obras de mediano formato, en acrílico sobre lienzo, nos abrieron la puerta al mundo interior de la artista.

En el más reciente número de la revista Opus Habana quedó abierta una nueva sección: «Pintura sacra habanera». El artículo con que ésta se inicia está dedicado a reflejar la obra del pintor español Antonio Martínez Andrés en importantes exponentes del patrimonio religioso habanero, tales como la iglesia de Nuestra Señora del Carmen, en Centro Habana; la parroquia del Carmelo y el Convento San Juan de Letrán, en el Vedado; la iglesia de San Francisco, en La Habana Vieja, y el hogar de ancianos de Santovenia, en el Cerro.

Considerado uno de los exponentes esenciales del tránsito de la mejor gráfica republicana a la del período revolucionario, Eladio Rivadulla Martínez (La Habana, 1923) falleció el lunes 28 de marzo. Premio Nacional de Diseño (2009) y Premio como Iniciador y Maestro del cartel cinematográfico cubano (2008), Rivadulla cultivó los diferentes géneros del diseño, el periodismo y la pintura durante su fecunda vida. De 1943 a 1967, creó alrededor de tres mil 500 diseños de carteles culturales y de películas producidas en América Latina, Europa, Japón y China, para 65 distribuidoras de filmes radicadas en La Habana y para el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos.