Todo significa redescubrimiento en la pintura de Cosme Proenza, evocadora de un paisaje posmedieval que más bien responde a una necesidad de espiritualidad sin fronteras.
 Catalogado con el título de Diáspora, este poco conocido óleo del gran pintor cubano Víctor Manuel rememora la agonía vivida por los pasajeros judíos del buque Saint Louis frente al litoral habanero.
 Una galería de retratos de féminas notables se exhibe por estos días, gracias a los pinceles de una joven pintora. Con el título de «Óleo fecundo», esta exposición ha alcanzado una factura de encanto en la sede de esta muestra, la Casa Oswaldo Guayasamín.
 Obras de Mario García Portela, en las que trasluce un punto de vista muy personal sobre la cosa a representar, se exhibieron hace ya algún tiempo en el Centro Histórico, en la galería de la Casa Carmen Montilla.