Como en el Guardador del rebaño, uno de los poemas más conocidos del poeta portugués Fernando Pessoa, en la obra de Aisar Jalil (Camagüey, 1953), realidad y fantasía se trastruecan en lo mítico u onírico de una historia de evidentes puntos alusivos a la realidad.
 En su constante pernoctar entre París y La Habana, este artista cubano ha ido configurando una poética tan inequívoca y representativa de su persona, que sólo podría descifrarse gracias a las claves que él mismo revela en esta conversación.
 En su cotidiano deambular por los entresijos del Centro Histórico, ya sea elogiando o desbarrando, Carlos Planas adquiere esa condición singular que convierte a una persona en personaje.
 En su exposición «Concurrencias en el Vedado», la artista Mercy Rivadulla representa casas y lugares de esa zona de la urbe habanera donde hace confluir desde personalidades de la cultura universal, hasta animales prehistóricos o la Muralla China, la Torre Eiffel… La pintora invita además a mirar hacia el interior de las casonas vedadenses al recrear en algunas piezas las decoraciones de sus pisos.